Reportes iniciales de funcionarios de seguridad en la capital de Yemen indican que más de 140 personas murieron y al menos 525 resultaron heridas durante un ataque aéreo a una funeraria, detalló la ONU.

Jamie McGoldrick, el coordinador humanitario de Naciones Unidas en Yemen, señaló el sábado en un comunicado que la comunidad humanitaria en el país está "impactada e indignada" con los ataques aéreos en contra de una funeraria repleta de dolientes en Saná, capital del país.

Condenó los hechos como un "horrendo ataque".

Nasser al-Argaly, subsecretario del ministerio de Salud, dijo en conferencia de prensa previa que la coalición que encabeza Arabia Saudí fue responsable del ataque, que convirtió el lugar en un "lago de sangre".