Representantes de juventud de los países miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) conocieron el modelo de gestión del riesgo que se ejecuta en el país de manera articulada desde el Gobierno Sandinista.

El doctor Guillermo González, co-director del Sinapred, expuso que el país tiene planes contingentes para todas las situaciones complejas.

Señaló que el gobierno tiene programas claramente establecidos en el campo económico y para el mejoramiento de las condiciones de vida de la población, como el plan techo que le permite a la población enfrentar mejor el invierno u otros fenómenos meteorológicos.

Comentó que en 8 años de gobierno se ha logrado la reubicación de 35 mil familias hacia zonas o lugares más seguros.

También destacó que las instituciones de respuesta están articuladas con las instituciones de vigilancia, y dijo que el país continua fortaleciendo el sistema de alerta temprana en el Pacífico y el Caribe.

González aseguró que la principal estrategia del modelo ha sido centrarse en el ser humano, en las personas y en las familias, en todo lo que tiene que ver con crear capacidades para enfrentar los fenómenos naturales.

Destacó el rol protagónico de la juventud que está acompañando los procesos y programas que el gobierno sandinista desarrolla para garantizar la vida en medio de situaciones de emergencias.

Entre los papeles que la juventud asume están el acompañamiento en los ejercicios de preparación ante las multiamenazas; el acompañamiento a las familias y en la entrega de ayuda solidaria a las familias afectadas por las emergencias; y el trabajo de los jóvenes en las acciones de salud, educación y concientización.

González aseguró que el trabajo de la juventud ha sido fundamental para que las personas comprendan su realidad de manera que estén listas para atender los fenómenos y para que las familias desarrollen nuevos hábitos y habilidades que les permitan estar listos para poder enfrentar cualquier amenaza.

Nicaragua ha reconstruido la capacidad para desarrollar educación justa y equitativa

El asesor presidencial para temas educativos, Salvador Vanegas, expuso que en esta nueva etapa de la Revolución, Nicaragua ha reconstruido la capacidad para desarrollar una educación justa y equitativa.

El objetivo, señaló, es lograr avanzar consistentemente en construir una educación de calidad.

Vanegas mencionó que en Nicaragua la educación no sólo es conocimiento, ciencia y tecnología, sino que también es valores, prácticas solidarias y respeto a la naturaleza.

Acentuó que el modelo educativo nicaragüense pone en el centro a la persona en todas sus dimensiones para formar mejores seres humanos.

Entre los retos de la educación destacó la cobertura y la calidad con equidad y justicia que permita seguir llevando a los distintos sectores educativos.

Vanegas resaltó que el avance del proceso educativo está en la conciencia de toda la comunidad educativa.

También señaló que la articulación de todos los subsistemas educativos es un logro del gobierno sandinista que ha permitido fortalecer la educación en a Nicaragua.

Por su parte el compañero Telémaco Talavera, Presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU), expuso que la educación superior pública fue defendida desde la lucha estudiantil y ahora en el gobierno sandinista se ha visto fortalecida desde la articulación con el sistema educativo.

Talavera explicó que las rutas educativas se están fortaleciendo y ampliando en todos los niveles para garantizar la cobertura total.