Una Nicaragua que busca abrirse a los nuevos tiempos de desarrollo y prosperidad estaría incompleta sin un ferrocarril que uniera los principales núcleos poblacionales del país. De esta forma el proyecto de tren a unir Managua, Masaya y Granada representará un alivio para el de por sí congestionado tráfico interlocal, como también un impulso al desarrollo económico y turístico.

El departamento de Masaya es uno de los que ve con mayor optimismo este proyecto estratégico del Gobierno Sandinista.

En esta localidad el tren quedó en la memoria histórica, y tanto ancianos, adultos, jóvenes, como las mismas autoridades, se muestran totalmente de acuerdo en que la iniciativa tome forma.

“Sería un medio de transporte que vendría a subsanar muchas necesidades en cuanto al transporte, un medio que sería mucho más viable, y también pintoresco porque la gente se montaría para efectos meramente de ir a pasear", expresa Danilo Mora Luna, de Patrimonio de Cultura y Recreación de la Alcaldía de Masaya.

Muchos de los masayas recuerdan lo que fue el tren.

“Por medio del tren se transportaba la gente del campo, se viajaba hacia Managua, iban hacia León con sus mercaderías. El tren era (también) una parte turística”, aseguró Ivania del Socorro Turcios, recordando los viajes que en Semana Santa se hacían desde Masaya hacia las playas de Granada.

“El tren sería un sueño hecho realidad que muchos lo esperamos”, insistió Turcios.

Para el Alcalde Orlando Noguera, efectivamente un tren sería una opción para los pobladores del municipio que diariamente se movilizan a trabajar o bien a hacer otras gestiones a Managua.

“Este medio transporte va a venir a estimular el turismo, el turismo nacional y el turismo internacional”, agrega Noguera.

Sobre esto último, es necesario recordar que Granada y Masaya son dos importantes polos de desarrollo turístico, mientras que en los últimos años en Managua el Gobierno ha construido importantes obras de infraestructura en el casco histórico y la orilla del Lago Xolotlán, que ha hecho resurgir el interés en el turismo dentro de la capital.