La Armonía en la familia y el Buen Vivir de padres, madres, niños y adolescentes es el objetivo del Ministerio de la Familia, que a través de los consejeros familiares en todo el país, están trabajando día a día para lograr una Nicaragua nueva, libre de violencia donde reine la armonía.

Es por ello, que 400 protagonistas y consejeros familiares celebraron la mañana de este viernes la clausura del Congreso Nacional de Consejería Familiar.

La titular del Ministerio de la Familia, Marcia Ramírez, explicó durante el encuentro que tras un mes de trabajo “estamos compartiendo los resultados de los 159 congresos, enriqueciéndonos para que tengamos elementos para seguir mejorando, para seguir profundizando en estas rutas de restitución de derechos en las familias nicaragüenses”.

“Estas son personas que han sido protagonistas de las consejerías familiares, tienen niños en CDI, del programa de partos múltiples, en general, la población que se acerca a nuestros servicios es la que hemos convocado en cada municipio y ahora están aquí, pero en énfasis han sido las consejerías familiares como principal instrumento de las escuelas de padres y madres en valores”.

“Aportes como que en la Costa Caribe necesitan la cartilla en su lengua, también recomendaciones para mejorar la atención en pensiones alimenticias, pidieron especialistas para tener días de atención de algunos problemas específicos en niños, niños y adolescentes”, externó Ramírez.

Verónica Torres Ruiz, de la dirección de Consejería Familiar del Ministerio de la Familia, dijo “la consejería familiar es un servicio que se brinda para toda la población nicaragüense, la consejería es un espacio en el que la persona puede expresar el tipo de des entendimiento familiar que tenga para mejorar la convivencia familiar, la comunicación y las relaciones familiares".

"Tuvimos más de diez mil personas protagonistas de las consejerías, testimoniando todas sus experiencias de cambio, del mejoramiento de las vidas de la personas y por lo tanto mejorando la vida de los nicaragüenses".

Nidia María Validez Pineda, vive en Río San Juan, municipio Morrito, ella es una de muchas mujeres que tras conocer el apoyo del Ministerio, se ha sumado para erradicar la violencia y conciliar la paz y el amor de la familia.

“Este congreso realmente es el resultado de todo el trabajo que viene haciendo el Ministerio de la Familia, acá estamos demostrando que como Ministerio estamos saliendo adelante las familias, las familias están aprendiendo de los programas que no se tenían antes".

“Uno de estos programas es Consejería Familiar, hemos logrado estabilidad, hemos logrado armonía y resolver muchos problemas y
desentendimientos que venían enfrentando, trabajamos coordinados con otros Ministerios, la policía y todos buscamos respuesta a las situaciones", afirmó Nidia.