La población leonesa con profunda tradición Mariana, recibió con beneplácito la Buena Nueva que promueve el Gobierno Sandinista, a través de su Embajador ante la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), compañero Lautaro Sandino, quien en días recientes declaró al 19 Digital que realizan gestiones para el proceso de inscripción en la Lista Representativa.

Para Monseñor Bosco Vivas Robleto, Obispo de la Diócesis de León, “esta propuesta de nombramiento como Patrimonio Cultura Inmaterial de la Humanidad nos beneficiaria de manera que la tradición se dé a conocer en todas partes del mundo porque forma parte de nuestros valores culturales y religiosos”.

A juicio del religioso, las festividades de la Purísima  tienen un gran significado para el pueblo nicaragüense por su vocación Mariana y tras reconocer la iniciativa señaló que la Iglesia Católica tiene la obligación de custodiar y salvaguardar esta tradición.

Jacinto Sebastián Salinas, Director de la Casa de Cultura “Antenor Sandino”, dijo que alcanzar ese  reconocimiento que impulsa el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, es importante porque  “esta tradición cultural-religiosa nace en León”.

FORTALECE LA FE RELIGIOSA Y LA CULTURA

“Esto permitirá fortalecer y promocionar una expresión popular de carácter significativo a nivel mundial y lo considero necesario para reforzar nuestra identidad cultural como nicaragüenses, por lo tanto se debe mantener y conservar esa fortaleza de la fe católica, en lo espiritual y religioso”, sostuvo Salinas.

Destacó que en lo cultural su gastronomía como ese el ayote en miel, gofios y otros dulces, las pinturas, escenografías y artesanía aporta al fortalecimiento de las expresiones artísticas religiosas. “Un hecho importante de esta tradición es la convocatoria y celebración popular sin distingos de clases sociales. Todos celebramos y participamos en la gritería sin distinción, por lo tanto tenemos el compromiso de mantener las raíces de estas festividades”, apuntó.

“MARAVILLOSO Y DIGNO”

“Sería maravilloso y muy digno que se llegase a nombrar la Gritería como Patrimonio Cultura Inmaterial  de la Humanidad”,  expresó Miriam Soto de Salinas, quien fue consagrada hija de María en 1,957 y formó parte en la celebración del Centenario de La Gritería.

La religiosa recordó que fue en el año 1,857 en el barrio mulato de San Felipe e donde Monseñor Gordiano Carranza, junto con las hermanitas de María, proclamaron su celebración el día 7 de Diciembre del mismo año, elaborando el primer altar de la Purísima en el costado Sur de la Iglesia San Felipe.  Allí nació  el primer grito: ¿Quién causa tanta Alegría?

Soto refirió que “León estaba triste y Monseñor Gordiano iluminado por el Espíritu Santo decidió programar una fiesta religiosa el día 7 de Diciembre e invitó a todo el pueblo Leones para que asistiera. Fue el momento en el que se confecciono el primer altar  con una imagen de la Virgen, decorada con pastoras y panal del niño para darle realce. Muchos asistieron, pero nadie sabía el significado de esta festividad. Ese 7 de Diciembre asistieron cientos de personas a la Iglesia a las 6 de la tarde y Monseñor al ver tantas personas reunidas emocionadamente preguntó: ¿Quién causa tanta alegría? Y una de las hermanitas hijas de María, respondió de forma espontánea “La Concepción de María”.

“En ese entonces, Monseñor Gordiano regalo imágenes de la Virgen, gorras y pinolillos. Las personas que asistieron les gusto y siguieron la tradición, de esta manera se estableció la Gritería en León y se extendió el culto a la virgen María en otros lugares de Nicaragua”, relató Soto

LLAMADO A APOYAR INICIATIVA


El historiador Leones, Manuel Noguera instó a la población a “apoyar la propuesta porque la tradición Estas fiestas de la purísima, conocida popularmente como “la Gritería” que es una tradición de siglos, tienen sus propias características; incluyen la novena, los cantos a la Virgen, oraciones, poesías y los dulces que se reparten, conocidos tradicionalmente como Gorras.

El historiador sostiene que “la Gritería”  es una tradición de siglos, tienen sus propias características, incluyen la novena, los cantos a la Virgen, oraciones, poesías y los dulces que se reparten, conocidos tradicionalmente como “Gorras”.

Según Noguera, “la Gritería es un fenómeno por ser una festividad masiva religiosa, antropológica y culturalmente hablando la gente se prepara con anticipación, preparan  las “Gorras “, los altares para la celebración de esta actividad. La gente se desborda de todos lados con sus sacos y mochilas para recoger sus “Gorras”, denominada así porque al inicio de la Gritería elaboraban con papel de cartulina los empaques llamados gorras, para regalarlas con dulces dentro de ellas”.

HECHOS HISTÓRICOS


La iniciativa promovida por el Presidente de la República y la compañera Rosario Murillo permitiría salvaguardar y proyectar a nivel internacional la tradición Mariana, y constituiría otro hecho histórico durante el Gobierno Sandinista, pues los leoneses recordaron cuando en septiembre pasado, el Instituto Nicaragüense de la Cultura (INC), en nombre del Presidente Daniel Ortega Saavedra, entregó a Monseñor Bosco Vivas, la certificación de la Catedral de León como Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad.

El certificado fue emitido por la UNESCO, luego de que a mediados del año pasado fuera incluido el templo en la lista de Patrimonios Mundiales de este organismo.