El epicentro se ubicó 19 kilómetros al noroeste de Sámara, en la provincia occidental de Guanacaste (151 kilómetros al oeste de San José) y tuvo una profundidad de 15 kilómetros.

Según el reporte del Ovsicori, el temblor se ubicó  en la zona del epicentro del evento de 7,6 grados que se registró  el pasado 5 de septiembre, por lo que se puede considerar una de las réplicas más fuertes que han ocurrido hasta el momento.

El movimiento telúrico de este miércoles fue sentido en diversos puntos de Costa Rica, principalmente en Guanacaste, Alajuela y Puntarenas; pero hasta el momento no se reportan víctimas o daños de consideración.