Cada semana ingresan a nuestro país determinados grupos de compatriotas, los que son repatriados de los Estados Unidos por pretender ingresar de manera ilegal a lo que ellos llaman el "sueño americano", mismo que se ve frustrado por su detención y los momentos lúgubres que les toca vivir durante su detención.

“Nada más logré estar dos meses en Estados Unidos y la verdad es que nos tratan mal por el simple hecho de ser extranjeros, pasamos detenidos sin podernos comunicar con nuestras familias, lo cual hace la situación aún más difícil. La gran equivocación nuestra es ir a buscar oportunidades en otros países pero la verdad es absurdo, por eso he decidido quedarme en mi país junto a mi familia” refirió Noel Rocha.

La historia en cada uno de los repatriados se repite, sin embargo la dicha de poder contar con un gobierno responsable que le garantiza el retorno a su país y la asistencia médica, alimentaria y económica una vez que pisan suelo nica es una acción admirable por los hermanos que hoy regresan con nuevas expectativas.

“Gracias a Dios estamos con vida y en nuestro país, es cierto que una vez que salimos de Nicaragua vamos con muchos sueños pero la realidad es otra. Estoy contento porque vine sano y salvo y gracias le doy al gobierno porque nos está apoyando en este momento que es tan difícil” dijo Elmer Cerón.

“Ir a un país desconocido no es fácil porque te ven con indiferencia, nos tachan de delincuente y eso es triste, ahora que he venido de regreso y después de vivir eso tan difícil me doy cuenta que lo más importante es estar en su país, con la familia y espero salir adelante y luchar” finalizó Alcides Leiva.