En declaraciones a los medios, durante su paso por Managua, Reyes consideró que América Latina debe de analizar esa victoria con mucha atención, porque Venezuela nos  está mostrando un camino distinto y exitoso, que tiene también grandes desafíos por delante, pero que se contrapone a las viejas recetas, de modelos desgastados, que nos trajeron  pobreza,  discriminación, daño ambiental,  disociación y violencia.

No obstante, aclaró que cada país debe ser lo suficientemente independiente y autodeterminado “para escoger su modelo, me parece que para los pueblos de América Latina y para las fuerzas políticas que  buscamos justicia, inclusión, independencia, soberanía, igualdad entre las personas, nos parece que  ese es un buen referente que debemos estudiar con mucha atención”.

El presidente del poder legislativo de El Salvador, estimó que en el proceso electoral venezolano se pueden sacar muchas lecciones entre las cuales destacó la capacidad de una autoridad electoral confiable para brindar resultados en poco tiempo; y la madurez de la sociedad venezolana donde se puede dar un debate profundo de posturas ideológicas, programas políticos y el respeto a las decisiones del pueblo.

ALBA fue fortalecida con el triunfo de Chávez

Por su parte el diputado Walmaro Gutiérrez, comentó que con la victoria de Chávez en Venezuela, la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA), resultó fortalecida.

“Definitivamente desde todo punto  de vista este es un triunfo no solamente para los hermanos venezolanos, sino  para la  alternativa bolivariana, para  todos los que de una u otra manera confiamos en este  proyecto  revolucionario latinoamericano”, explicó.

Señaló que en Nicaragua el impacto de la victoria del proyecto socialista que impulsa Chávez, es  continuar profundizando  todos los programas y proyectos de desarrollo  e inversión enmarcados  dentro del ALBA.

“La cooperación continuará fluyendo como hasta ahora, esto es una excelente noticia”, añadió Gutiérrez.

El diputado recordó que la cooperación de Venezuela con Nicaragua beneficia a los sectores económicos más vulnerables, y se enmarca en valores como la solidaridad.

“La relación  que existe entre Venezuela y países como Nicaragua no cabrían en un simple  convencional tratado de libre comercio, porque nosotros tenemos más que un tratado  comercial, tenemos un acuerdo de solidaridad, de humanidad, de seguimiento al progreso”, afirmó el diputado.

“En el caso particular de la relación  con Venezuela estamos hablando  de una relación de una naturaleza más profunda y más integrada entre el pueblo bolivariano de Venezuela y el nicaragüense”, agregó Walmaro.