La graduación de los nuevos 20 médicos, de los cuales 14 son mujeres, se realizó en homenaje a la memoria del doctor Rigoberto Sampson Granera quien fue el primer jefe del cuerpo médico militar y un destacado docente en la Universidad Autónoma de Nicaragua en León, donde culminó su labor siendo reactor.

De acuerdo a la palabras del General Avilés Castillo, la segunda promoción de médicos del Centro Superior de Estudios Militares, “es algo muy importante para la institución pero más allá del significado que tiene el cumplimiento de esta meta por parte del Ejército, el cuerpo médico militar y la facultad de medicina, lo es también para nuestro pueblo, para Nicaragua”.

El General Avilés Castillo, quien presidió la ceremonia de graduación de la Segunda Promoción “Doctor Rigoberto Sampson Granera in memoriam”, dijo además que los nuevos 20 profesionales la medicina salen altamente capacitados para servir al pueblo de Nicaragua. La primera promoción, realizada el año pasado, fue dedicada al doctor Alejandro Dávila Bolaños.

Destacó el General Avilés Castillo que con la segunda promoción se está sumando un total de 43 egresados de la facultad de medicina del Centro Superior de Estudios Militares, dado que el año pasado salieron 23 y ahora salen 20 nuevos médicos.

Mejor estudiante una doctora

El General de Ejército señaló además que dentro del grupo de egresados como médicos militares, la mejor expediente de la promoción es una doctora.

Avilés también destacó que este año fueron graduados de la escuela de enfermería un total de 50 enfermeros con nivel de licenciatura, lo que viene a fortalecer no solamente el sistema de salud del Ejército, sino el sistema de salud de Nicaragua.

Por su lado el Doctor Fabio Salamanca, decano de la facultad de medicina del Centro Superior de Estudios Militares del Ejército de Nicaragua dijo que la facultad de medicina donde se están graduando los 20 médicos, “es un proyecto que inició con el propósito de contribuir  mejorar la salud de la población en general, pero parte del proyecto es también el relevo generacional de los médicos militares que actualmente trabajan en el hospital”.

Compromiso con el pueblo

Recordó que el rector de la facultad de medicina del Centro Superior de Estudios Militares, que en los próximos dos años se estará inaugurando el nuevo edificio del hospital militar que sustituirá al actual.

La doctora graduada con mayores honores, la teniente Marta Carolina Lezama Putoy expresó “entré  estudiar medicina para ayudar a la población porque es una carrera humanitaria, retribuyendo en cierta manera el compromiso del Ejército hacia ellos”.

Destacó que ahora quiere iniciar su nueva carrera para después conquistar nuevas metas y realizar en unos pocos años una especialidad, entre las ocho que ofrece el Hospital Militar.

Por su lado otra graduada destacada, Silma Lila Barahona Vargas cree que ahora culminada esta etapa de estudios, “lo más importante es servir a nuestro país, a la comunidad, tengo empatía con la gente, me gusta ayudar y estar a la disposición y uno siente realmente que se está dando un servicio y las personas te agradecen, es una experiencia maravillosa”.