A pesar que el dengue, el zika y el chikungunya son muy difíciles de erradicar, los barrios y comunidades, junto al Minsa, no bajan la guardia en la lucha contra estas enfermedades.

Eso fue evidente en el barrio Farabundo Martí, Distrito V de Managua, donde durante una jornada de fumigación la ciudadanía le dio la bienvenida a las acciones de loa brigadistas que combaten al mosquito transmisor.

En este barrio en la jornada epidemiológica 38 fue detectado un caso de dengue. Según la doctora Claudia Calero, responsable de la Dirección de Epidemiología del Centro de Salud Pedro Altamirano, ello obligó a la institución a incrementar las jornadas de fumigación, abatización, como también de concientización a la población de que sólo con la limpieza y eliminando los criaderos de zancudos es que se logrará evitar más casos.

Como parte de esta labor, este miércoles fueron fumigadas 414 viviendas en el barrio.

El poblador Ángel Parrales, de 75 años, se mostró satisfecho con el trabajo del Gobierno y afirmó que todo el barrio está abocado a luchar contra estas enfermedades, las cuales son especialmente peligrosas para ancianos, niños y mujeres embarazadas.