Al respecto la vice alcaldesa Reina Rueda, manifestó que la obra la estaban esperando las familias del barrio José Dolores Estrada para reducir el índice de enfermedades que se producen cuando no hay alcantarillado sanitario y las aguas negras corren por las calles.

La compañera Rueda manifestó que a los pobladores del barrio se les han restituido los derechos a tener calles y una vida digna, pero además dijo que el gobierno municipal agradece la cooperación de la comunidad organizada que estuvo siempre en contacto y al tanto de lo que estaba sucediendo con el proyecto, a un costo de 555 mil 700 córdobas.

Destacó que la instalación de la tubería de alcantarillado sanitario era más que un clamor de 73 familias de este barrio del distrito seis, que es uno de los distritos más grandes de Managua y en donde hay mucha demanda, por lo que les pidió que tengan un poco de paciencia.

De acuerdo con la vice alcaldesa, la mayoría de los pobladores de los barrios piden el mejoramiento vial, pero aclaró que en muchos casos no se puede hacer de inmediato puesto que se requiere realizar el previo estudio para meter las tuberías de aguas negras y agua potable.

Beneficio a más de 400 personas

Mientras tanto el Gerente de Operaciones de ENACAL, Humberto Cornejo Morales, afirmo sentirse muy contento de estar inaugurando con la Alcaldía de Managua el proyecto de alcantarillado sanitario en el barrio José Dolores Estrada, el cual había estado siendo pedido desde hace años.

Recordó que además de los 578 metros lineales de tubería de seis pulgadas instalados, se construyeron 13 pozos de visita para beneficiar a mas de 400 personas y añadió que solo un gobierno identificado con los pobres es capaz de entender sus principales problemas.

Añadió además que el poder ciudadano ha dado muestras de su capacidad, acompañando a las instituciones del Estado en el trabajo concreto, aplicando el modelo de responsabilidad compartida.

Satisfechos con obra del gobierno sandinista

Entre tanto un poblador del José Dolores Estrada se mostró satisfecho con la instalación del alcantarillado sanitario en su barrio, destacando a la vez que al haber este servicio, hay más saneamiento, menos enfermedades en el barrio, por lo tanto la vida mejora de nivel.

Por su lado Lisette Jirón, muy contenta, agradeció “primero a Dios, al gobierno del Presidente Daniel Ortega y a Enacal que vinieron a cumplirnos, porque no teníamos  aguas negras.

A la par Brenda Suarez destacó “nos beneficiaron con agua potable, con aguas negras, aquí era bien feo porque no podía ni entrar un carro, las señoras que iban a citas médicas  de vez en cuando las perdías por el estado de las calles, pero ahora todo eso cambió al haber ayudado el gobierno sandinista”.