El Ministerio de Salud (Minsa) anunció este martes que los niños nacidos de madres con Zika, hubieran o no nacido con microcefalia, serán sujetos de seguimiento por al menos un año.

La medida será tomada tras haber concluido el primer foro internacional sobre la Microcefalia que estuvo a cargo de 8 especialistas internacionales y tuvo la presencia de un representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En el simposio participaron 250 miembros del sistema público de salud, gobierno central, Ejército de Nicaragua y sector privado.

El evento marca el inicio de una jornada de capacitación en la que se dará seguimiento a la experiencia de los países respecto a esta condición médica.

Al mismo tiempo se desarrollarán esfuerzos para formar capacidades para la detección temprana del Microcefalia en el embarazo y se está ampliando la realización de pruebas.

Se establecerá además la ampliación de la clínica materna en el hospital Bertha Calderón, que contará con un equipo de especialistas referidos de cualquier unidad de salud.