Virgen Submarina es como los pobladores de San Juan del Sur han denominado a la estatua de la Medalla Milagrosa que será sumergida en las profundas aguas de Playa Hermosa para pedir la protección de pescadores, buceadores y náufragos, además de representar un nuevo atractivo turístico en la zona.

"Ahora queremos que por medio de esta imagen bendita de la Santísima Virgen María en la Advocación de la Medalla Milagrosa te dignes bendecir esta estatua que va a ser sumergida en el mar de nuestro municipio de San Juan del Sur para que desde ahí esté repartiendo bendiciones a los marineros, a todos los que van a penetrar por una u otra razón al mar pero también desde estés bendiciendo por intercesión de ella a todo el municipio", manifestó el Padre Bismark Cruz, párroco de la Iglesia San Juan Bautista al momento de realizar la ceremonia de bendición de la imagen.

Para el pueblo católico creyente de esta localidad del departamento de Rivas, la colocación de la imagen en aguas de sus playas reafirma sus creencias y devoción hacia la Virgen a quien siempre han encomendado sus vidas.

"Es un privilegio tenerla en este puerto de San Juan del Sur porque la Medalla Milagrosa es la protectora de los buzos, los pescadores y del pueblo en general y por eso nos sentimos contentos que sea colocada en nuestras aguas", expresó Don José Ruiz, un ferviente creyente de la Virgen.

"Esto es algo maravilloso que se ha hecho por el pueblo de San Juan del Sur porque la mayoría de los pobladores dependemos de la pesca y el buceo, y Ella nos estaría protegiendo y guardando nuestras vidas", comentó Claudio Alfaro.

La gigantesca imagen, esculpida en fibra de vidrio por Ernesto Chamorro, será llevada al mar el próximo 8 de octubre,  siendo sumergida a 50 pies de profundidad en el archipiélago rocoso La Paloma, frente a Playa Hermosa.

"Pienso que si necesitábamos una protectora debajo del mar y esa fue la idea de Virgen Submarina", refirió el escultor.

Chamorro detalló que hace 18 meses inició con este proyecto, mismo que ha sido lento por sus distintas etapas, cuyo propósito es dejar un legado de oración, de protección y de esperanza hacia los buceadores, pescadores y náufragos, eligiendo a la Medalla Milagrosa por corresponderse con su nombre y ser muy milagrosa, además de cumplir con las características para convertirla hidrodinámicamente a la resistencia de las corrientes submarinas.

"Le dimos unos ángulos para que facilitará el flujo sobre ella sin afectarla", añadió Chamorro.

Nahum Torres, de la Escuela de Buceo y Ecología Marina Drive Nicaragua, indicó que para la inmersión de la imagen se cuenta con un equipo especializado en técnica y con la tecnología apropiada para el trabajo.

"Aunque la imagen es de fibra va a tener una base triangular de concreto que va a permitir sujetarla en el fondo del mar", señaló Torres.

Según Torres, el 8 de octubre la población podrá presenciar los trabajos de inmersión desde las embarcaciones o realizando snorkeling y ya el día 9 podrán bucear para disfrutar de la vistosidad que ofrecerá la imagen desde el interior del océano Pacífico nicaragüense, convirtiéndose en un arrecife artificial.

"Será la primera vez que tendremos en Nicaragua una escultura, una obra de arte sumergida en el agua", comentó Torres.

Además de la imagen de la Medalla Milagrosa, la Escuela de Buceo trabaja en otros proyectos de inmersión de arrecifes artificiales que contribuyan a crear un hábitat para la recuperación del ecosistema marino.