En una rueda de prensa, el el fiscal de Coahuila, Homero Ramos, ha manifestado que este lunes "un comando armado, cubierto el rostro y fuertemente custodiado", después de someter al personal de la funeraria "tomó los cuerpos y en la carroza los sustrajeron de las instalaciones obligando al propietario a conducir dicho vehículo".

La Armada de México ha reiterado que los cuerpos de los dos presuntos criminales "fueron puestos a disposición de las autoridades locales correspondientes". El fiscal de Coahuila, Homero Ramos, ha revelado en una rueda de prensa en la ciudad de Saltillo, la capital estatal, que un grupo armado se llevó de una funeraria de la localidad de Sabinas los cuerpos de los dos presuntos criminales.
Identificado el cadáver

La identidad del cadaver había sido confirmada antes, según fuentes de las Secretaría de Marina. "Al realizar una búsqueda en las bases de datos dactilares de las huellas de los dedos pulgar, índice y medio, tomadas de la mano derecha" de uno de los criminales muertos el domingo en el estado de Coahuila se determinó que puede tratarse de "El Lazca", señala un comunicado.

Antes del robo el equipo de forenses de la fiscalía estatal ya había tomado "las huellas digitales de los cadáveres, así como fotografías de los mismos para proceder a su identificación", ha añadido minutos después el fiscal de Coahuila, Homero Ramos.

También "realizaron la necropsia para determinar la causa de la muerte", así como un "análisis comparativo de la fotografía del cadáver con la similar que se contaba en servicios periciales de Heriberto Lazcano Lazcano, resultando positiva dicha comparativa", ha añadido.

El otro presunto criminal que murió el domingo pasado fue identificado como Mario Alberto Rodríguez, 44 años de edad y residente en la ciudad de Sabinas. "Entre sus ropas se le encontró una identificación de licencia de manejar (conducir)", ha dicho Ramos, quien ha precisado que el segundo fallecido en el enfrentamiento con infantes de marina "no portaba documento de identidad", es decir, el que se presume que era Lazacano.

Lazcano, también conocido como "el verdugo", es el capo de uno de los dos grupos de narcotraficantes más poderosos de México, responsable de algunos de los actos más violentos durante la llamada ‘guerra contra las drogas’ llevaba a cabo por el expresidente, Felipe Calderón, que ha matado a unas 60.000 personas.