Con la finalidad de promover vida, los médicos y cirujanos del Hospital Manuel de Jesús Rivera “La Mascota” promovieron una nueva jornada quirúrgica en la que los principales protagonistas fueron de los diferentes barrios de la capital, logrando de esta manera reducir la lista de espera en este centro asistencial.

El doctor Mariano Montealegre, destacó que ya son 13 jornadas quirúrgicas que se han realizado a lo largo del 2016 en este centro asistencial y en esta ocasión fueron 27 niños los que fueron intervenidos para eliminar hernias umbilicales, entre otras.

“Las estadísticas han descrito que antes que comenzáramos con estas jornadas, la lista de espera tenía que ser de 3 a 5 meses para que un niño fuera operado, venían a la consulta externa y tenían que esperar de 3 a 5 meses, actualmente un niño viene a la consulta y en menos de un mes estamos realizando la cirugía ambulatoria que necesita el paciente”, dijo Montealegre.

La señora Gema Miranda aguardaba en una sala de espera, a que su hijo Jordi Rivera, saliera de la intervención, misma que se hizo para corregir un defecto de nacimiento en sus partes nobles.

“Antes uno esperaba demasiado tiempo, ahora no, en menos de un mes me lo están operando, eso es una gran cosa, pues mi niño saldrá de los dolores que le causaba su enfermedad”, dijo doña Gema, que subrayó que estas jornadas son cada quince días, un logro que se da cuando la Revolución Sandinista trabaja por el pueblo.

María Esther Duque Hernández, también aguardaba a su nieto Christopher Herrera, que fue operado de un absceso que se le originó producto de una caída cuando jugaba con otros menores.

“Lo traje hace una semana y ya me lo están operando, ha sido rápido lo que quiere decir que estas jornadas son buenas, funcionan rápido gracias a la Revolución y los doctores hacen gran labor porque nunca descansan, siempre están pendiente de los niños y todo esto viene por el gobierno que tenemos que se preocupan por el pueblo”, señaló Hernández.

Para el 15 de octubre próximo se tiene programada otra jornada de amor para ayudar a los niños y de esta manera restituirle sus derechos a una salud plena. En los centros privados una operación de este tipo alcanza valores de hasta mil 200 dólares, mientras la Revolución Sandinista garantiza totalmente gratis.