Como fruto de ese acompañamiento del BID al pueblo Nicaragüense, Mayorga comentó que el banco recientemente aprobó un préstamo por 56 millones de dólares para el desarrollo del sector agrícola y acaba de aprobar otro préstamo para atender la salud materna infantil.

Además informó que actualmente se espera la aprobación de más de tres préstamos, por un monto superior a los 100 millones de dólares, para financiar programas de agua, saneamiento, viviendas sociales, caminos rurales, electrificación, entre otros.

El economista aseguró que hay un énfasis estratégico del gobierno para llevar los beneficios de la prosperidad y el desarrollo a la gente más humilde en el sector rural.  “Facilitando  con los caminos rurales la salida  de la producción; con el financiamiento a la producción,  que la  producción crezca; con la electrificación rural  que haya mejores posibilidades  de modernizar la producción;  y con la salud, mejores  condiciones de vida más digna para la gente”.

Empresarios locales toman conciencia de la necesidad de invertir en Nicaragua

Por otro lado Mayorga señaló que las políticas impulsadas por el Gobierno Sandinista están haciendo que los empresarios privados del país adquieran más conciencia y reconozcan que la prosperidad de las personas humildes les favorece.

“Un país pobre empobrecido y la gente pobre sin tener posibilidades, ni esperanza, sin poder producir, eso no  genera riqueza, pero  si uno levanta la capacidad de producción  y la capacidad de consumo de esos amplios sectores de gente que han sido abandonados históricamente, entonces eso mueve la maquinaria de la economía”, aseguró.

Como ejemplo destacó que en los últimos años, el gobierno ha impulsado un modelo agroexportador con financiamiento que llega a los pequeños productores gracias al ALBA. “Los bancos no los estaban financiando, pero ahora dicen que están más interesados (en financiar al pequeño productor)” señaló Mayorga.

“Nicaragua, poco a poco, va a garrando más y más conciencia, y los sectores empresariales  de gran capital van agarrando conciencia de que los inversionistas extranjeros les han tomado la delantera  y que ellos tienen que invertir en este país,  porque este país les ofrece oportunidades que no existen ni en Estados Unidos, ni en Europa  que están en crisis”, explicó.

Finalmente Mayorga insistió en que el balance de la CEPAL que indica que el crecimiento económico de Nicaragua será del 5.2% para este año, es una tasa razonable que espera sea mayor para el próximo año. Asimismo aseguró que las exportaciones que se pronostican en 2 mil 700 millones para este año, en el 2013 superaran la barrera de los 3 mil millones de dólares.