Para los asistentes, el CHE, es un hombre intachable y digno de ejemplo, debido al coraje y entrega que reflejó en cada una de las facetas de su vida, es por ello que actualmente los jóvenes nicaragüenses conservan ese ideal revolucionario impulsado por el CHE.

“Para mí, el CHE fue y sigue siendo un hombre digno de admirar, porque se entrego tanto a la lucha revolucionaria hasta lograr acabar con las dictaduras en los pueblos, aunque él no pudo ver el resultado de su esfuerzo, sabemos que esa semilla que plantó en nuestros corazones, sigue viva” expresó Jessica Espino.

“El Che es un gran personaje de las luchas revolucionarias, es un ejemplo a seguir por todos los jóvenes, nosotros tenemos la responsabilidad y el compromiso revolucionario, de seguir desarrollando todas esas acciones de solidaridad a favor de nuestros hermanos y hermanas, tal y como lo hizo el CHE” Javier Largaespada.

“A mi corta edad soy una joven que admira mucho al CHE, porque fue un hombre tan leal a sus principios y tan recto en sus decisiones, considero que el CHE va a permanecer vivo en nuestros corazones y en nuestro andar por esta senda del cambio” aseguró  Tatiana Rodríguez.

Al finalizar esta actividad, los jóvenes estudiantes se dirigieron hacia el monumento del Che, ubicado en las instalaciones del Ciprés, lugar en el que colocarían una ofrenda floral, en conmemoración al 45 aniversario de la caída de este libertador latinoamericano.