De manera ordenada y con las manos en la cabeza, como medida de protección, así salieron los trabajadores del Ministerio de Salud en el Centro Nacional Conchita Palacios, tras el sismo de 5.4 de magnitud se dio a las 10:48 de la mañana de este miércoles.

“El sismo se sintió fuerte, pero ya ven que toda la gente se evacuó de las oficinas con calma, en orden así que estamos bien”, dijo Luis Urcuyo, trabajador del Ministerio de Salud.

Otro de los trabajadores que se evacuó de manera ordenada y tranquila es el señor Moisés Vásquez.

“Nosotros con las orientaciones que ha venido dando nuestro gobierno hemos estado bien adiestrados y estamos cumpliendo con todas las orientaciones para salvaguardar la vida y esta es una muestra, estamos al día con todo lo que nos orienta nuestro gobierno, ayer fue una práctica y hoy la realidad”.

“Fue bastante fuerte, pero lo más importante fue que pudimos salir bien y resguardar la vida”, expresó Meyling Centeno.

“Siempre tenemos que darle gracias al gobierno y a Dios que nos está siempre cuidando y al gobierno que ha tomado medidas para que toda la población de Nicaragua esté salva y segura en cualquier desastre, epidemia, esto fue mejor que el entrenamiento porque salimos antes del tiempo estipulado”, comentó el doctor Román Vallecillo.

Asimismo, los niños y niñas del colegio República de Colombia, salieron de manera ordenada y tranquila a la zona de evacuación.

Los padres de familia, siguiendo las orientaciones de los maestros y la dirección del centro, llegaron minutos después a traer a sus hijos para llevarlos sanos y salvo a su hogar.

“Usted sabe que la práctica que hemos estado teniendo estos días acá se ve, así que mi hijo está bien y ya me voy con él, yo estaba en el trabajo y se sintió no tan fuerte y pues ya esperando cuáles son las orientaciones”, expresó Claudio Rojas.

La maestra Raquel Alonso, indicó “Mis alumnitos saben que ante el sismo lo primero que tenemos que hacer es calmarnos, nos colocamos debajo de las mesitas y luego salimos a nuestra zona de evacuación, llegando ahí nosotros cantamos una canción y todo está tranquilo”.