Los taxistas puestos en libertad se reencontraron muy felices con sus familiares, y luego se dirigieron al Edificio Faustino Ruiz, Plaza el Sol, sede de la Jefatura Nacional de la Policía, donde les hicieron entrega de las 33 unidades de taxis retenidas.

El Jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, Comisionado Mayor Fernando Borge, expresó  que los taxistas puestos en libertad se encuentran muy alegres y dispuestos a continuar trabajando.

“Yo creo que lo más importante de este momento es que ellos (los taxistas) se han reencontrado con sus familias, esto evidencia una voluntad, una decisión que creo yo que hay que respetar, y lo estamos cumpliendo”, manifestó.

El Jefe policial informó que están revisando la situación de 4 taxistas que todavía se encuentran hospitalizados luego de salir lesionados durante las protestas protagonizadas, cuando estaban demandando mayor subsidio.

Por su parte, el Secretario Ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Marcos Carmona, explicó que la decisión de liberar a los taxistas fue tomada al sostener una reunión con el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega.

“El día de ayer nos llamaron de la Secretaría del Frente Sandinista quienes querían ver este asunto, y efectivamente el compromiso del Comandante (Daniel) Ortega fue de que el día de hoy se liberaran a estas personas, y además hacer entrega de sus vehículos”, indicó.

A las 09:35 de la mañana, la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) puso en libertad, de forma ordenada, a los primeros 20 taxistas detenidos, y media hora después liberaron a los otros 17, con el objetivo de que todo se llevara con las medidas de seguridad establecidas.

María José Mairena, uno de los taxistas puestos en libertad explicó que fueron bien atendidos, y no tuvieron mayores problemas durante el tiempo que estuvieron en las celdas de la DAJ.

“Estábamos muy bien adentro, no nos maltrataron en ningún momento, nos trataron bien; y los tres tiempos de comidas nos pasaron. Le doy gracias a Dios, y a todos los medios de comunicación. Me siento muy agradecido y me siento muy feliz”, manifestó.

De igual manera, el taxista Freddy Mendoza, indicó que mientras estuvieron detenidos, comieron y los trataron bien.

“Gracias a Dios nos pasaron alimentos, todo estuvo bien, y estamos muy agradecidos, porque estamos libres y que Dios bendiga a todos”, dijo.

Pese a ser liberados, la Dirección de Auxilio Judicial procesará a algunos de los taxistas que incurrieron en faltas graves durante la violenta protesta que protagonizaron.