La Alcaldesa de Managua, compañera Daysi Torres, hizo este miércoles un llamado a la tranquilidad a las familias, tras el sismo de 5.4 grados que sacudió toda la capital y Occidente del país.

"Nosotros creemos en Dios. Hay que pedirle a Dios que nos proteja, que nos bendiga, que proteja a Nicaragua, a nuestro país", manifestó Torres Bosques.

La Alcaldesa destacó la importancia del reciente Ejercicio de Protección ante las Multiamenazas, en el que todo el país participó activamente, preparándose precisamente para eventos sísmicos como este.

"Tenemos que aprender a convivir con los sismos. Nuestra tierra se mueve, algo reclama y creo que tenemos que pedirle a Dios", expresó Torres.

Al momento de la sacudida, los trabajadores de la Alcaldía se evacuaron debidamente, hacia las zonas de seguridad, tomando las medidas de precaución.

"Tenemos rutas de evacuaciones en todos los barrios, comunidades, en las instituciones. Tenemos que priorizar a los niños, mujeres embarazadas, adultos mayores", enfatizó la alcaldesa.

Colegios públicos y privados suspenden clases

Colegios públicos y privados, acataron como medida primordial suspender las clases tras el sismo de magnitud 5.5 grados, salvaguardando la vida de los niños y niñas.

La docente del colegio Benjamín Zeledón, compañera Julia Barahona, indicó que luego del movimiento, se puso en práctica el Plan de Seguridad Escolar, y los pequeños se evacuaron debidamente a las zonas de seguridad, activando sus brigadas de Primeros Auxilios.

Estudiantes del Colegio Rigoberto López Pérez, en Managua, también suspendieron sus clases. Tanto el personal docente, como el cuerpo estudiantil, acataron las medidas de prevención orientadas desde el SINAPRED.