Una tormenta severa ocasionó un corte masivo de electricidad en el estado de Australia del Sur, donde residen más de un millón de personas, reseñó hoy la prensa.

De acuerdo con informativos, ese territorio fue golpeado en horas de la noche por ráfagas de viento de hasta 140 kilómetros por hora, lluvias torrenciales y grandes piedras de granizo.

La Oficina australiana de Meteorología advirtió que las condiciones del tiempo contiuarán deterioradas este jueves.

Dicha entidad sugirió también a los habitantes que tomaran medidas para su protección.

Techos arrancados, árboles en el suelo, así como miles de viviendas y negocios sin electricidad forman parte del panorama que refleja la situación en ese país continente.

Numerosos vehículos quedaron además paralizados como consecuencia del desbordamiento de los ríos.

Mientras tanto, las autoridades evitaron un pronóstico de un inminente restablecimiento del servicio eléctrico y aseguraron que se aceleran los trabajos para reparar la red de alimentación.