Señaló que ayer no había argumentos para desconocer los resultados electorales que dieron un nuevo triunfo al presidente Hugo Chávez.

Manifestó que el país ha "madurado muchísimo", por lo que cualquier acción para irrespetar los resultados no hubiese prosperado. "Haber hecho cualquier otra cosa distinta, hubiese significado la eliminación de cualquier futuro político", indicó en un programa de Telesur.

Explicó que para el CNE la tendencia irreversible era un diferencial de un millón de votos.