Uno de los grandes sueños de Nicaragua para desarrollar su industria turística ha sido la construcción de una carretera costanera en el Pacífico. Dicho proyecto estaría más cerca de concretizarse si se aprueba próximamente la Ley de Asociación Pública-Privada.

Lucy Valenti, Presidenta de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), refiere que el país necesita de inversiones en infraestructura en aquellas zonas de interés turístico.

Destaca que Nicaragua al no contar con suficiente presupuesto para grandes obras, con una ley de este tipo se está abriendo la oportunidad al sector privado para que invierta.

En los mismos términos se expresa Silvia Levy, Presidenta de la Asociación de Líneas Aéreas y ex titular de Canatur. Levy subraya que el mejor ejemplo de lo que se puede hacer con la ley es la carretera costanera.

“Si el gobierno no tenía el dinero necesario ahí entonces venimos y la ponemos (la construcción) público-privada”, explica.

“Acuérdense que el gobierno es un facilitador y nosotros los empresarios privados vamos a hacer todo lo que sea necesario hacer”, apunta Levy, quien manifiesta que como sector esperan que la ley sea aprobada lo más pronto posible.