Así lo asegura el Padre Naguib Eslaquit, director del Centro Espiritual Betania, de Dolores, Carazo, quien se presentó en la Embajada de Venezuela en Nicaragua, para extenderle sus felicitaciones, a través de la Embajadora María Ávila, al Presidente Hugo Chávez Frías por su rotundo triunfo electoral este domingo 7 de octubre.

“Estoy en la embajada bolivariana de la República de Venezuela, saludando y presentándole mis respetos y felicitaciones al Presidente Hugo Chávez y a todo el pueblo venezolano en la persona de su Excelencia la Señora Embajadora María (Ávila)” expresó.

El Padre Eslaquit reflexionó sobre la transparencia, democracia y civismo en que se desarrollaron las elecciones en Venezuela, donde millones de personas ejercieron su derecho al voto.

“Me llamaba poderosamente la atención que con los medios electrónicos que se utilizaron en el sistema de votación se puede recalcar que fue una democracia absolutamente confirmada, una democracia en donde el voto fue totalmente transparente, y lo hemos visto durante todo el día, la gente participando masivamente”.

“Millones y millones de personas depositando su voto con observación internacional, el mundo entero pendiente de esta Venezuela libre, esta Venezuela luminosa del ALBA, que a todos nos acompaña”, manifestó el padre.

Asimismo, el padre Eslaquit felicitó al Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega y a la Compañera Rosario Murillo, además de extender sus felicitaciones al Presidente Hugo Chávez por su gran triunfo.

“Yo tuve el orgullo y me vine desde Carazo, a saludar de manera especial y darle un abrazo a la Señora Embajadora de Venezuela, y este abrazo extensivo al Presidente Chávez, a todo el pueblo venezolano,  y por supuesto al Presidente Daniel Ortega, a la Compañera Rosario Murillo, que yo sé que están felices y están contentos”, expresó.

El padre Eslaquit también mandó saludos y felicitaciones a todo el pueblo de Nicaragua, quien a raíz de enterarse del triunfo del Comandante Chávez se desbordó en las principales avenidas, calles y barrios de la capital para celebrar esta nueva victoria latinoamericana.