Con el objetivo de promover las carreras de Hotelería y Turismo impartidas en los Centros Tecnológicos del país, se llevó a cabo el II Concurso Nacional de Cocina “Amor a Nicaragua” desarrollado en el Puerto Salvador Allende, donde los estudiantes compartieron con las familias visitantes las diversas recetas que han logrado aprender en el desarrollo de su formación.

“Estamos en compañía de los estudiantes de seis de nuestros centros tecnológicos que brindan la especialidad de Cocina y Repostería, con este concurso estamos poniendo en evidencia las habilidades que los muchachos han adquirido con sus maestros. Gracias al apoyo y promoción del gobierno hemos logrado la apertura de estas carreras en cinco centros más del país, brindando mayor oportunidad a la juventud”, refirió Arsenio Medina, Director de Capacitación Técnica, Tecnológico Nacional.

Al evento asistieron invitados especiales y cooperantes, quienes destacan el avance de nuestro país en el desarrollo de capacidades técnicas, mismas que permiten el crecimiento académico de los jóvenes.

“Es maravillosa la capacidad que tiene Nicaragua en general y el Tecnológico en particular porque es un placer ver a los protagonistas gozando de la oportunidad de poder estudiar, lo importante de estos encuentros es que los muchachos modernicen los platos típicos de la cocina nicaragüense sin perder el toque autóctono y hagan uso de las técnicas culinarias de forma adecuada”, dijo Mikel Valcárcel, Cooperación de Luxemburgo.

Las carreras impartidas por el Tecnológico Nacional tienen una duración de dos años, tiempo necesario para la formación los protagonistas quienes han visto la oportunidad brindada por el gobierno como un espacio con el cual construyen la base de su futuro.

El gobierno nos está brindando la oportunidad de crecer académicamente y superarnos. Poco a poco hemos venido aprendiendo nuevas recetas y fortaleciendo nuestra experiencia para luego realizar excelentes platillos, lo importante es compartir con la gente nuestra experiencia para que otros jóvenes se sumen a la gran familia del Tecnológico”, destacó Emma Noguera, estudiante del Tecnológico de Rivas.

“El gobierno está impulsando a que nosotros demostremos nuestras habilidades, son dos años de bonita experiencia en el centro y una gran oportunidad para quienes tenemos deseos de superarnos pero muchas veces no tenemos los recursos, sin embargo el gobierno nos permite estudiar de manera gratuita”, finalizó Kevin Castro, estudiante del Tecnológico de León.