Diversas instituciones de nuestro país se dieron cita este fin de semana en la Laguna de Nejapa para retribuir un poco de amor a la naturaleza a través de una jornada de reforestación en las laderas de una de las fuentes hídricas de la capital que ha resultado afectada producto de las malas acciones del ser humano, la tala de árboles, quemas y la erosión de los suelos.

Organismos como el Fondo Nacional de Reciclaje (FONARE), Dirección General de Bomberos (DGB), Movimiento Ambientalista Guardabarranco, Ministerio de los Recursos Naturales (MARENA) y estudiantes universitarios se sumaron a la iniciativa ambiental que forma parte de la Gran Campaña Nacional de Reforestación, misma que es promovida por el Buen Gobierno Sandinista.

“Este trabajo se enfoca en la campaña de reforestación y regeneración nacional que impulsa nuestro gobierno la cual se ha trazado como meta plantar alrededor de cuatro millones de hectáreas, acá estamos desarrollando un plan de manejo de la laguna de tal manera que se recuperen los mantos de agua a través de la plantación de especies nativas” refirió Digmara Serrato, Directora General de Patrimonio Natural, Marena.

“Estamos fortaleciendo el ecosistema de las lagunas cratéricas como lo son Nejapa, Asososca, Xiloá y Tiscapa, donde hemos venido trabajando de cara a protegerlos ya que son altamente vulnerables y son afectados de manera directa por la sedimentación que baja de la cuenca sur en el caso de Nejapa, lo cual asfixia al manto acuífero” manifestó Camilo Lara, Fonare.

De igual manera, los miembros de la DGB acudieron a la jornada como parte del compromiso adquirido tiempo atrás cuando les tocó sofocar un incendio en dicha laguna, mismo que afectó varias manzanas de las laderas.

“Con esta laguna nos sentimos especialmente comprometidos porque fue donde el verano pasado se registró una gran incidencia de incendios forestales y eso nos motivó a sumarnos a darle vida al medio ambiente, retribuyéndole a la naturaleza un poco de lo que perdió con las quemas registradas”, dijo Sub – Comandante César Guevara.

El trabajo en conjunto a través del Modelo de Responsabilidad Compartida ha permitido que diversos sectores y personas de la sociedad civil se sumen a tan hermosa labor, la que se espera brinde resultados en un lapso de cuatro años tomando en cuenta el desarrollo de los árboles.

“Estamos donando maderas preciosas que producen agua como son ceibo, caoba, cedro real, pochote y guayacán, mismos que alcanzan una elevación de 30 metros lo cual permite que capten más oxígeno y por ende producen más agua. Son alrededor de 60 mil árboles los que hemos donado para la campaña de reforestación”, dijo Efraín López, colaborador de Foresta.

Jóvenes comprometidos con la causa ambiental

Los árboles y el agua son componentes esenciales en la vida del ser humano y ante las afectaciones que de una u otra manera se le han causado a los recursos naturales, los jóvenes han adquirido el compromiso de trabajar en función de rescatar los recursos naturales con los que aún contamos.

“Es importante que los jóvenes aportemos a la preservación de los recursos naturales por eso insto a todos a que nos sumemos a las jornadas de reforestación, a tomar conciencia y no tirar basura en las calles y que dejemos de talar los árboles pues de ellos depende nuestro oxígeno y agua”, expresó Josué Hidalgo.

“Es importante plantar árboles porque de esta manera estamos ayudando a que la laguna recupere su espacio y adquiera agua. Nosotros estamos comprometidos a trabajar para resguardar nuestras lagunas y ríos”, finalizó Leticia López.