Un portavoz de los servicios de seguridad de Bagdag, capital de Irak, aseguró este domingo que al menos seis personas fallecieron tras la detonación de u cinturón de explosivos por parte de un hombre en el oeste de la ciudad, hecho que fue reivindicado a través de un comunicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El grupo radical sunita suele perpetrar atentados como éste contra civiles, especialmente chiitas y contra las fuerzas de seguridad. El sábado el EI reivindicó los atentados que causaron 12 muertos en la ciudad de Tikrit, al norte de la capital iraquí.

Con la ayuda de la coalición internacional antiyihadista encabezada por Estados Unidos, las fuerzas armadas recuperaron gran parte del terreno perdido ante el EI en 2014 y ahora están intentando recuperar Mosul (norte), la segunda ciudad iraquí.