Su Eminencia Reverendísima, el Cardenal Leopoldo Brenes, destacó este viernes lo importante que es para la población participar en los ejercicios de protección y prevención frente las amenazas múltiples, como el que está programado para el próximo lunes.

Durante un servicio eucarístico que presidió en la Cárcel Modelo de Tipitapa, Brenes manifestó que "es importante el que podamos nosotros seguir las orientaciones de las instituciones que nos están marcando pautas. Hemos visto estos terremotos que han habido fuertes de 6 punto tanto, de 5 punto tanto, pero que interesante que no hemos tenido víctimas humanas que lamentar".

"Yo creo que es producto que hoy de una u otra forma nosotros ya estamos listos todos, queramos o no en nuestras casas por muy sencillas que sean siempre tenemos una ruta de evacuación y creo que eso ha sido un progreso", añadió.

El Cardenal dijo que es importante que todos participen en los simulacros y animó a las familias que no pueden participar directamente en el ejercicio, a escuchar las orientaciones y ponerlas en práctica en cada vivienda.

"Yo ya no enllavo tanto la puerta, sino que la dejo con un clavo puesto, para salir rápido, ya tengo mi ruta de evacuación. En el cuarto de mi mama ella había acomodado un ropero a la orilla de la puerta, entonces hoy se lo quité y le dije que aquí tenemos que quitar esto, porque a la hora de la hora en esta puerta salimos (…) y entonces ya tenemos también nuestra ruta de evacuación para la habitación de mi mama", expuso el Cardenal, como ejemplo para que las familias estén preparadas con sus planes de evacuación actualizados.

En otro aspecto, Su Eminencia se refirió al problema de los accidentes de tránsito y recomendó a los conductores ser prudentes al conducir y escuchar las orientaciones que les dan las autoridades.

Dijo que es triste mirar que muchos motoristas no se ponen el casco, sino que lo llevan en la mano. "Ojalá que todos de una u otra forma podamos aceptar las recomendaciones que son para nuestro bien", resaltó el Cardenal e hizo el llamado para que todos los conductores sean más ordenados y obedientes.