La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, expresó sus más sentidas condolencias al Nuncio Apostólico de Su Santidad en Nicaragua, Monseñor Fortunatus Nwachukwu, ante la irreparable pérdida de su mamá la señora Bridget Nwachukwu.

"Queríamos aprovechar este momento para extender nuestras condolencias, sentidas condolencias al Nuncio Apostólico de Su Santidad en Nicaragua, Monseñor Fortunatus Nwachukwu, quien tiene varias semanas de estar fuera del país porque estaba atendiendo a su señora madre Bridget Nwachukwu en Nigeria y el día de ayer por la tarde lamentablemente falleció la señora Bridget. Nosotros nos unimos al dolor de la familia y extendemos a Monseñor Fortunatus nuestro cariño y solidaridad, rogándole a Dios le conceda a todos ellos, a toda la familia Nwachukwu, consuelo y fortaleza", dijo la Compañera.

"Compartimos también el comunicado de la Conferencia Episcopal de Nicaragua que se une al dolor de la familia de Monseñor Fortunatus y también expresan profundas condolencias por la pérdida de su amada madre. Todos estamos en oración, nuestro gobierno, la Conferencia Episcopal así lo ha comunicado, para que su alma descanse en paz", añadió.

"Así es que a Monseñor Fortunatus con quien hemos estado tratando de comunicarnos, ya la compañera Viceministra lo hizo temprano esta mañana, nuestro profundo sentimiento de pesar. Compartimos en solidaridad este dolor, la perdida de una madre siempre es un dolor inmenso y sabemos que Monseñor Fortunatus tiene en su fe, en sus devociones, la capacidad y la fortaleza para el consuelo y el alivio, no solo el suyo sino el de su familia", concluyó la Compañera Rosario Murillo.