Nicaragua dejó claramente establecido en la Cumbre de Cambio Climático de París (COP21) en diciembre pasado, que todos tenemos responsabilidad de contrarrestar los efectos de este fenómeno, pero esta tiene que ser diferenciada, pues es obligación de los mayores productores de gases invernaderos, promover políticas que ayuden a naciones vulnerables a adaptarse a las nuevas condiciones ambientales.

El ingeniero Telémaco Talavera, Asesor Presidencial en temas Agropecuarios, recordó que unos 20 países industrializados, producen el 78 % de gases y por tanto están obligados a reducirlos y ayudar a las naciones en vías de desarrollo, a crear políticas de mitigación y adaptación.

“El cambio climático no es un problema que esté afectando a la región centroamericana solamente, es un fenómeno que afecta al mundo entero, pero que tiene particular énfasis critico y particular riesgo y peligro para la región centroamericana, sobre todo para lo que se conoce como Corredor Seco”, destacó Talavera.

Recordó que los países vulnerables a los efectos del cambio climático, como Nicaragua y otros de Centroamérica, ni siquiera producen grandes cantidades dióxido de carbono, en el caso de nuestro país no supera ni el 0.03 %.

“Nicaragua plantea que realmente tienen que reducirse drástica las emisiones en el mundo para que no tengamos un incremento promedio de este siglo de 3 grados, incremento promedio, lo cual significa que en las zonas más secas de Centroamérica podría andar en 4 o incluso en más el incremento y eso tendría un efecto simplemente catastrófico para la misma vida humana de forma directa, comportamiento humano, la biodiversidad, la salud, la producción, la seguridad alimentaria y el agua, etc.”, añadió.

De llegar a estas condiciones climáticas, esto haría inviable el cumplimiento del Objetivo del Desarrollo Sostenible que está planteado para el 2030.

Talavera valoró como justa y consecuente la propuesta hecha por Nicaragua en la COP21, la cual fue presentada con claridad y firmeza, con gran sentido de responsabilidad.

Esfuerzo de Nicaragua reconocido por la ONU

“Nicaragua no puede aceptar o avalar algo que puede implicar la muerte de 250 mil personas por causas diferentes vinculadas al Cambio Climático ó 100 mil personas en el mejor de los casos. No puede Nicaragua avalar eso, sino al contrario: demanda que las naciones que más han contribuido históricamente y más contribuyen al Cambio Climático, asuman por una parte una seria responsabilidad, no un compromiso voluntario, sino una responsabilidad concreta de reducir emisiones, pero por otra parte tener un efecto de compensación para los países que hemos sido y somos víctimas principalmente del Cambio Climático, lo cual puede limitar seriamente la lucha que tenemos contra la pobreza, la extrema pobreza, contra el hambre”, apuntó.

Recordó que Nicaragua a través del Gobierno Sandinista, ha delineado políticas claras para contribuir a reducir los efectos del Cambio Climático, suscribiendo públicamente compromisos para la preservación de la Madre Tierra y transformando la matriz energética de una forma extraordinaria, siendo esto reconocido por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

“Hemos pasado de un 25% de energía renovable a más de 54 %, avanzamos para un 70 % y proyectamos tener un 90 % de energía renovable para el 2020, eso es un compromiso clarísimo, pero por otra parte también Nicaragua promueve un Plan de Reforestación, Nicaragua promueve un manejo responsable e integral de las cuencas y microcuencas y un manejo de los suelos, razón por la cual, incluso nuestro gobierno y nuestros especialistas, incluyendo las universidades elaboraron un nuevo mapa de suelos de nuestro país y se maneja reenfoque de los sistemas de los cultivos, donde podamos tener un enfoque agroecológico”, puntualizó Talavera, también  Presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU) y Rector de la Universidad Nacional Agraria (UNA).