Que Apple es una compañía que innova es un mantra que se encuentra en entredicho desde hace varios años. Aun así, sigue registrando patentes en Estados Unidos. Algunas de ellas parecen disparatadas o inútiles, como por ejemplo el último invento de Apple: una bolsa de papel.

¿En qué se diferenciaría la bolsa de papel marca Apple de las demás? En el diseño, por supuesto. Tampoco es que un saco de papel permite lucirse a los genios de la ingeniería. Poco se puede innovar en este producto, así que Apple ha patentado un diseño más ecológico, bonito y duradero, o al menos así lo declaran en la nota adjunta.

La preocupación, en teoría, es la cantidad de productos químicos que se utilizan para fabricar las bolsas degradables actuales. Para mantenerlas blancas se necesita contaminar gran cantidad de agua, así que Apple ha pensado en una nueva forma de producirlas.

Las bolsas con la manzana mordida serían más resistentes y blancas. La innovación, consiste en crear un invento Apple duradero y ecológico a la vez. Es difícil sin recurrir a numerosos productos químicos para mantener estas bolsas estéticamente aceptables.

Ante todo, hay que dejar claro que la última patente registrada por Apple no es una broma. Es habitual que las compañías registren futuros proyectos y prototipos, aunque finalmente la mayoría de ellos no se desarrolla y nunca llega a venderse. Estas bolsas pueden ser uno de esos casos, pues por muy mal que le vaya el negocio a los nuevos iPhone, es dudoso que la firma de Cupertino vaya a dedicarse a fabricar este tipo de productos.

No obstante, no deja de ser remarcable que Apple se plantee siquiera la posibilidad de vender bolsas. Sin duda sus accionistas y fans se estarán preguntando qué pinta la compañía en este mercado. La última patente de la que tenemos noticia podría ser reprobable, sí, pero al menos tenía algo que ver con la tecnología.

Esta novedad recuerda sospechosamente a aquella vez que a Apple le dio por crear una línea de ropa. El resultado, obviamente, fue desastroso.