Por distintas razones, muchos usuarios necesitan disponer de energía en lugares en los que no hay corriente eléctrica. Pilotos de drones, cámaras, fotógrafos o periodistas, entre otros profesionales y aficionados, pueden no tener acceso a un enchufe para cargar sus dispositivos cuando más lo necesitan.

Para evitar los problemas de autonomía de los aparatos electrónicos, la startup estadounidense ChargeTech ha desarrollado PLUG, una batería externa portátil que con la increíble capacidad de 48.000 mAh presume de ser la más grande mundo de su categoría.

Esta power bank está equipado con dos tomas de corriente para enchufes AC de 250 vatios, dos puertos USB de carga rápida y un puerto USB Tipo C. Se pueden cargar ordenadores portátiles de todas las marcas y fabricantes, teléfonos móviles, tablets, hoverboards o baterías de aviones no tripulados, así como otros aparatos electrónicos fijos, como equipos de sobremesa, dispositivos médicos, consolas, televisores, entre muchísimos ejemplos más. Además, se pueden conectar todos los terminales de manera simultánea.

PLUG es una batería externa portátil y se puede llevar a cualquier parte. Tiene un peso de poco más de 1 kg y cuenta con un panel solar opcional para cargarla al aire libre. Según indica el fabricante, el tiempo de carga es de siete horas si se conecta a la corriente y de unas 8 horas aproximadamente mediante el enchufe solar.

La compañía que ha desarrollado PLUG ha apostado por el crowdfunding para conseguir los fondos necesarios para lanzar el producto al mercado. La campaña está triunfando en Indiegogo y ya lleva una recaudación de más de 284.000 dólares, aunque todavía faltan 23 días para recibir aportaciones.

Si quieres disponer de esta monstruosa batería externa, puedes comprarla en la página de la campaña a un precio desde 199 euros (177 euros al cambio actual). Los pedidos se enviarán a cualquier parte del mundo, aunque de momento el fabricante no ha confirmado la fecha de la entrega.