Elvenes Vega, de la Dirección de Investigaciones del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), habló con el periodista Alberto Mora, del programa En Vivo, del Canal 4 de televisión, sobre los efectos del cambio climático en el mundo, las consecuencias del incremento de la temperatura en los seres vivientes, la postura de Nicaragua en los acuerdos de Paris y las acciones que se pueden hacer para adaptarnos y diversificar los cultivos.

A continuación presentamos transcripción libre de la entrevista al especialista del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria.

Alberto Mora:

Nos complace conversar con el compañero Elvenes Vega, él es de la Dirección de Investigaciones del INTA y queremos hablar sobre temas que son de mucho interés para la población, el mundo, para Nicaragua y todo el planeta. Estamos hablando de los efectos del cambio climático, del incremento de la temperatura, y en ese sentido queríamos comenzar preguntándole, Elvenes, sobre este incremento en la temperatura, hablando un poco también de lo que conlleva este cambio climático, entendemos que es un asunto a largo plazo, se viene hablando de esto desde hace muchos años, décadas. No obstante no hay un compromiso por parte de las naciones ricas y que son las que más emanan CO2 y en este sentido quisiéramos hablar un poco sobre estas consecuencias y sobre todo de la posición de Nicaragua, que en este sentido no firmó la declaración de Paris y sobretodo exigió a los países ricos que indemnizaran a los países que tenemos el efecto en mayor medida.

Elvenes Vega

Elvenes Vega:

La realidad es que el cambio climático es un hecho, se da más por efectos del hombre que de la naturaleza, el cambio climático es el cambio digamos en el periodo de tiempo atmosférico, un periodo de tiempo ya estimado por el IPCC y las Naciones Unidas, un periodo de 20 a 30 años.

La variabilidad climática que se nos presenta como El Niño y La Niña son cambios de tiempo atmosféricos, pero en periodos incluso de seis a un año - ¿Qué significa esto?- nosotros tuvimos casi dos tres años de Niño, podemos tener seis meses de Niña y después caer a un año seco, es decir la variabilidad climática no es predecible y ese es el gran problema que nos da el cambio climático de que cómo no podemos predecir últimamente la variabilidad climática tanto en Niña como en Niño nos afecta en las cosechas, en la salud humana, etcétera.

Las Naciones poderosas son las que están afectando a que se incremente el cambio climático, se está considerando y se consideraba, mejor dicho, que a finales del siglo XXI las temperaturas iban a aumentar a 1.5 grados, la realidad es que no es así, la realidad es que van a estar cerca de los 2 grados o cuidado más. ¿Qué significa esto? Cada vez que la temperatura aumenta un grado cien millones de personas en el mundo se vuelven pobres o en extrema pobreza por efectos de pérdida de cosechas, por efecto de las plagas, por efecto de que los gobiernos dan más aportes a combatir las enfermedades humanas, etc., etc..

Digamos que Nicaragua no produce ni el 0.03 por ciento de las emisiones de gases, por eso es que Nicaragua en la Cop15 en Francia hizo la demanda para que lo apoyaran los otros países en contra de los países ricos que son los que están incrementando las emisiones de gases arriba de 400 partes por millón. Si en el siglo pasado andaba por 200 o 300 partes ya la tenemos a 400 partes por millón; eso significa, que la temperatura va incrementando, los niveles del mar están creciendo, los deshielos se están produciendo más, hay más inundación, hay más sequía, y por lo tanto más pobreza en el mundo, entonces eso nos está arrastrando a problemas que la realidad es otra, ya no podemos predecir la variabilidad climática y no podemos predecir lo que va a suceder con el tiempo en el futuro.

Alberto Mora:

¿Cuáles son los efectos para nosotros?. Hablaba unos de los expertos sobre los problemas en las cosechas y usted lo ha mencionado, problemas con el café, con la producción de café que es uno de los principales rubros de exportación, también se habla de los granos básicos; se habla de situaciones que podrían generar aún mayor dificultad para nuestro desempeño.

Elvenes Vega

Elvenes Vega:

De hecho está demostrado por modelos estadísticos y modelos de medición del tiempo, predicciones a 30, 40, 50 años, que al 2050 las zonas cafetaleras van a ser bien golpeadas porque las temperaturas a los niveles donde se produce café con calidad están aumentando, al aumentar producís más enfermedades y la calidad del café se baja, entonces esas áreas de café van a tender a desaparecer. Hay que buscar nuevos cultivos o nuevas variedades para producir en esas regiones, igual en el cacao, en las zonas de cacao incluso las floraciones se van a ver muy dispersas o no uniformes y los rendimientos van a ser bajos.

Los granos básicos, en especial el maíz y frijol; el frijol al aumentar la temperatura, el frijol aborta y con la sequía peor los rendimientos se bajan; el maíz igual al aumentar la temperatura no hay una sincronización floral de la flor masculina y la femenina, entonces no cuaja bien el maíz, a como decimos nosotros, y los rendimientos son pocos.

La solución a esto son alternativas que se adapten a esa variabilidad climática, a esas condiciones climáticas.

Alberto Mora:

Hablando también de las zonas productivas, para la tierra también hay un efecto negativo.

Elvenes Vega

Elvenes Vega:

Ampliamente negativo, incluso desaparece la biodiversidad nativa porque cuando hay un mal manejo de los suelos, excesivo el aureo, quemas agrícolas; eso hace que se incremente digamos cuando llueve y la tierra está seca por la sequía fácilmente se erosiona igual en las zonas llanas cuando hay un excesivo laboreo donde se siembran cultivos extensivos como maní, caña de azúcar o la ganadería y no se hace un buen uso de los suelos, cuando la tierra está seca y viene el agua no se infiltra mucho el agua y hay menos para la población, pero también el suelo se arrastra que es la capaz más fértil que tenemos para producir y eso hace que tengamos que producir con mayores costos, menos rendimiento y menos agua para la población.

Alberto Mora:

Usted hablaba también del costo que tiene que ver con millones de seres humanos que se vuelven más pobres y también hay efectos que son terribles para las especies, se habla de especies que pueden extinguirse, también se habla de pérdidas humanas, que posiblemente, ya están inclusive calculadas.

Elvenes Vega:

Claro, nosotros vemos últimamente en los cultivos agrícolas que se han disparado plagas que antes las considerábamos secundarias, el productor decía el cogollero es una plaga secundaria, ellos decían yo la puedo controlar fácilmente, ahora las poblaciones de cogolleros en los maizales se nos han disparado, el ácaro blanco en tomates casi se hace imposible de controlar, la última plaga que acaba de salir es el pulgón amarillo que arrasa con toda la hoja del sorgo, este es otro por efecto del cambio climático, en maíz tenemos la mancha de asfalto que quema completamente el maíz, en arroz el añublo bacterial que en Bolivia es una emergencia nacional de controlar esa plaga y que también ya la tenemos por efecto del cambio climático.

En la parte humana tenemos el zika que se está incrementando, el chikungunya, esas especies que son, digamos, balanceadas cuando no hay problemas del cambio climático, pero cuando hay un desbalance por efectos del cambio climático esas plagas se incrementan entonces, eso hace que hayan mayores costos, mayores enfermedades y también mayores muertes en la población, y también como no hay más rendimiento de los cultivos la gente en los países, sobre todo en África, la gente sufre mucha más hambre porque no tienen cosechas, entonces no enfrentan el cambio climático.

Ante esta situación nosotros tenemos alternativas y para eso está la agroecología que es una producción que balancea lo ecológico con lo natural y para eso nosotros como INTA vamos a tener un congreso donde lleguen los productores a conocer de que mientras su finca sea más diversificada, más especies, mejor enfrentarán el cambio climático, menos enfermedades, menos pobreza, menos daño a la naturaleza, menos pérdida de suelos.

Elvenes Vega

Alberto Mora:

¿Nos toca nada más adaptarnos a estos cambios? No podemos cuidar nuestro entorno, es decir cuidar la madre tierra en la parte que nos corresponde, y eso que usted ha planteado es parte de la adaptación y es parte también de la investigación en la semilla.

Elvenes Vega:

Exactamente, nosotros trabajamos con semillas criollas locales que haciendo un buen manejo producen muy bien y son climas ya adaptados, son variedades adaptadas climáticamente. El productor puede hacer uso de su semilla, además de eso, si el productor o los productores hacen obras de conservación de suelos y agua, cosechas de agua, siembran en contorno, curva a nivel, con semillas locales, un buen manejo de suelo, diversifican su finca, es decir, en vez de solo estar produciendo maíz yo voy a producir mi milpa que tiene maíz, pipián, frijol, cuatro o cinco productos en una zona área eso diversifica y hace más fácil que enfrentemos el cambio climático, entonces la base está en diversificar, manejar bien nuestros suelos, nuestros recursos naturales y utilizar nuestros recursos locales que tenemos en nuestra finca.

Alberto Mora:

Muchísimas gracias por esta entrevista Elvenes.