Keith Lamont Scott, un afroamericano de 43 años de edad, murió este martes a manos de la Policía en la ciudad de Charlotte. El incidente ha iniciado una masiva protesta que ha desembocado en un fuerte enfrentamiento con la Policía, informa WCNC. Como consecuencia, siete policías han resultado heridos y han sido trasladados a un hospital. Las autoridades locales han desmentido la información inicial sobre la muerte de un civil y han indicado que este se encuentra en estado crítico.

Los agentes han dispersado gases lacrimógenos y han lanzado granadas aturdidoras contra los manifestantes. También se han desplegado vehículos especiales del equipo SWAT. Los activistas han respondido con fuegos artificiales y han dañado coches policiales y numerosos vehículos. Cerca del hotel Ritz se ha registrado un tiroteo, tras lo cual el establecimiento ha cerrado sus puertas.

La protesta comenzó en el parque Marshall Park bajo los cánticos: "Sin justicia no hay paz" y a principios procedió de manera pacífica hasta que a las 20:30 hora local los manifestantes se dirigieron hacia el centro comercial Epicentre y el hotel Omni Charlotte, situados en la calle Trade. La protesta se volvió caótica y la Policía bloqueó las calles circundantes.

Los internautas expresan su pesar tras los últimos acontecimientos y los llamamientos contra la violencia 'Reza por Charlotte' ('Pray for Charlotte') ganan popularidad en redes sociales.

Keith Lamont Scott fue asesinado a tiros durante un operativo policial en un edificio de apartamentos. En vez del sospechoso que los agentes querían detener encontraron a Scott, quien aparentemente estaba armado, y al no recibir colaboración, dispararon contra él.

El oficial involucrado en el asesinato, Brentley Vinson, ha sido cesado de sus funciones por el momento. Varios testigos del hecho aseguraron que la víctima fue asesinada de cuatro disparos a quemarropa.