A través de la Alegría y el Amor, la Juventud Sandinista 19 de julio, conmemoró el paso a la inmortalidad del héroe nacional Rigoberto López Pérez, quien sacrificó su vida para ver hoy a Nicaragua viviendo en paz y prosperidad.

Desde el parque Rigoberto López Pérez en el distrito cuatro de la capital, se vivió una tarde en la que niños y adultos compartieron.

Con juegos, brinca-brinca y bailes adultos mayores y la niñez saludaron el 60 aniversario del paso a la inmortalidad del poeta nicaragüense que un 21 de septiembre de 1956 ajustició al tirano Anastasio Somoza García.

La joven sandinista Mirle Orozco, fue una de las muchachas que comprometidas con la revolución decidió llevar alegría a la niñez y a los adultos mayores.

"Estamos en el barrio Rigoberto López Pérez conmemorando 60 años del paso a la inmortalidad de nuestro héroe, celebramos el principio del fin de una dictadura gracias a su sacrificio".

"El día de hoy estamos con niños, con adultos mayores y jóvenes del mismo barrio celebrando la alegría que tiene nuestro barrio y nuestras familias nicaragüenses val poder hoy vivir en paz".

La señora Martha Blandón, llegó a disfrutar de una tarde de alegría, diferente a muchas otras porque en su mente se viene el recuerdo de la hazaña de Rigoberto.

"Está bien que todos los años celebren el aniversario de Rigoberto, es un honor que se llame así este barrio sabiendo la hazaña que hizo este héroe".

Alba Jarquin Ramírez, quien llegó con su pequeño hijo manifestó que hoy la niñez disfruta de parques y canchas gracias al gobierno sandinista.

"El gobierno le da mucho entretenimiento a los niños y qué mejor hacerlo un día como hoy donde se cumplen 60 años de la muerte de Rigoberto que hizo lo que muchos no se atrevieron hacer".

"Hoy vemos cómo han compuesto los parques y canchas de los barrios y todo es gracias a hechos como los de Rigoberto", concluyó.