Representaciones de Instituciones de educación técnica de Centroamérica se reunieron en Nicaragua para intercambiar experiencias sobre la formación para combatir la pobreza en la región.

Freddy Garay, Director Técnico docente del Tecnológico Nacional, destacó que Nicaragua ha trabajado en dignificar los oficios a nivel de educación técnica.

En ese orden, precisó que el Gobierno Sandinista, ha llevado esta formación a todas las comunidades del país a través de diversas estrategias, como las escuelas de oficios, técnicas de campo, entre otras, con la que la entidad se dirige directamente hasta los protagonistas.

“Nosotros por ejemplo llegamos a más de trescientos mil protagonistas en todo el año y hemos visto buenas experiencias, por ejemplo gente que se ha metido a escuelas de oficios que son de las comunidades con gente del mismo territorio que ahora son emprendedores”, sostuvo.

Juan Carlos Miranda, de El Salvador, afirmó que se compartió la experiencia de su nación enfocada al sector en busca de un primer empleo y aquellos en busca de una reconvención para mejorar el abanico de opciones laborales.

“Nosotros estamos seguros que en la medida que las personas, los jóvenes tengan una formación técnica tendrán mejores alternativas para mejorar sus condiciones laborales y obviamente mejorar sus ingresos y obviamente eso disminuye el tema de la pobreza”, formuló.

Edgardo Valenzuela, del Instituto Nacional de Formación Profesional (INFOP) de Honduras, destacó la importancia de compartir las acciones implementadas en cada país para contribuir al desarrollo económico de la región.

“Tener una oportunidad de generar emprendimientos que le permitan generar riquezas para poder mejorar las condiciones de los hogares, poder constituir en la familia y al mismo tiempo desarrollar una comunidad y eso va a impulsar el desarrollo de los países”, propuso.

En ese orden, precisó que la certificación de estos destinatarios de la educación técnica, abre la posibilidad de pensar de manera global, pero actuar de manera local “para generar desarrollo y que nuestros productos, sea que lo elabore en el campo o donde lo elabore, al moverse este producto en el comercio, pueda llegar a mercados internacionales, sostuvo.

Para el año entrante, Nicaragua prevé introducir especialidades en cacao y café a nivel técnico. El Tecnológico Nacional ofrece hasta la fecha 42 carreras de formación técnica y se espera ampliar en 2017 a 48.