La sonrisa y alegría de los niños y las niñas es muestras de felicidad, los consentidos del hogar con mucho entusiasmo disfrutan de los espacios de recreación familiar que han sido habilitados en el Parque infantil Rubén Darío de la ciudad de Chinandega.

La obra contempla la instalación de juegos infantiles, servicio de agua potable, bancas, luminarias, una fuente luminosa y otros componentes que garantizan la distracción sana y segura para los habitantes del sector.

Con esto se culmina la segunda etapa de construcción de esta importante obra la cual estuvo a cargo de la municipalidad, quien restituyendo el derecho a la niñez.

“Este parque está bien hecho, a mí me gusta porque divierte a los niños y los mayores pueden venir a tomarse fotos”, manifestó el joven Jair Zapata Cruz.

“Muy bonito, los niños ahora van estar más seguros en este lugar, yo como abuelita me siento contenta poco a poco Chinandega viene progresando” expresó Alba Luz Andino.

Los padres de familia agradecen el respaldo que el Buen Gobierno Sandinista brinda a la niñez a través de la construcción de espacios que facilitan su desarrollo y esparcimientos.