Nicaragua reiteró este miércoles durante la sesión ordinaria de la OEA, su compromiso con la Democracia, la Solidaridad, la Paz Internacional y el Respeto que debe existir entre los Estados.

“El Gobierno de Nicaragua como país amante de la Paz, la Unidad y la Reconciliación Nacional se suma a la celebración del Día Internacional de la Democracia. El concepto de Democracia ha evolucionado y no permanece solamente en el ámbito de la Democracia Representativa, sino que avanza hacia la Democracia Participativa, la Democracia Directa, en la que es el propio pueblo el artífice de sus avances, de su desarrollo y del establecimiento de su propia forma de organización política”, expresó el representante de Nicaragua, compañero Luis Alvarado.

“La consolidación de la Democracia en sus componentes pasa por el respeto a la Soberanía de los Estados, a la no Instrumentalización de la Carta Democrática Interamericana con fines desestabilizadores de los gobiernos legítimamente constituidos de la región. Pasa por el establecimiento de un orden de paz y seguridad, no sólo regional... importante el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional, hoy gravemente afectada en muchas partes del mundo”.

Alvarado recordó que “el orden internacional está esencialmente constituido por el respeto a la personalidad, soberanía e independencia de los Estados, y que la buena fe debe regir las relaciones de los Estados entre sí”.

“Si se violentan estos principios, se rompe el equilibrio regional y el respeto que debe existir entre nuestras naciones”, apuntó.

Democracia y Soberanía en Nicaragua

El representante nicaragüense señaló que en nuestro país el pueblo puede escoger libremente a sus autoridades, tras más de 50 años de dictadura respaldada por diferentes administraciones de los Estados Unidos.

“Después de más de 50 años de dictaduras en nuestro país, dictaduras que fueron creadas, sostenidas, apoyadas y financiadas por diferentes administraciones de los Estados Unidos, por fin en nuestro país podemos ahora tener un proceso electoral en donde el pueblo nicaragüense, de manera libre, transparente y ordenada, eligen a sus propias autoridades”, señaló.

Alvarado destacó que en el actual proceso electoral de este año 2016, participan 16 partidos políticos, organizados en 2 alianzas electorales, 4 partidos nacionales y un partido regional, lo que refleja el pluralismo político que vive nuestro país.

“Este esquema supera con creces el sistema bipartidista excluyente que existe, por ejemplo, en Norteamérica”, comentó.

“Quedan atrás, muy atrás en la historia de nuestro país, los días en el que el General (Frank) McCoy, que era el director del Cuerpo de Marines que había intervenido en nuestro país, él era el que supervisaba las elecciones en nuestro país, esos tiempos quedaron atrás, ahora es el pueblo nicaragüense quien supervisa y decide su propio proceso electoral, y esto lo hace en el marco de la plena soberanía, el respeto a la Constitución de nuestro país, y a la propia forma de organización política que hemos decidido los nicaragüenses realizar”.

El compañero Alvarado recordó la interdependencia que existe entre democracia y desarrollo, que no se limita al acto del sufragio universal, y que esta es una tarea que como región se tiene que sacar adelante.

Relaciones de respeto con EEUU

Alvarado recordó en la V Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama “hablaba y decía que quería un nuevo tipo de relaciones con América Latina, relaciones de respeto, relaciones más cordiales”.

“Nicaragua siempre ha tenido la mano tendida para fortalecer esas relaciones, no sólo con Estados Unidos, sino con todos los países de la región, pero relaciones basadas sobre el respeto, la igualdad soberana, el respeto al derecho a la autodeterminación de los pueblos”.

“Son principios que obviamente deben regular y manejar las relaciones cordiales y fraternales que deben existir entre nuestras naciones”.

En la sesión, Nicaragua expresó sus condolencias con el pueblo estadounidense “por los sucesos ocurridos en Nueva York”.

“También queremos felicitar al noble pueblo colombiano por ese esfuerzo de paz realizado que constituye en la actualidad un ejemplo para la comunidad internacional de cómo trabajando arduamente en la búsqueda de la paz se logra conseguir ese objetivo”.

“El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, que presiden el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario (Murillo), quieren expresar su solidaridad con el profundo proceso democrático que vive el noble pueblo venezolano”, concluyó el compañero Alvarado.

A continuación, la intervención íntegra:

Intervención del Representante Alterno de Nicaragua Luis Alvarado, en la sesión ordinaria del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos, realizado el 21 de septiembre de 2016.

Señor Presidente en primer término la delegación de Nicaragua, expresa sus condolencias al pueblo y gobierno norteamericano por los recientes sucesos ocurridos en Nueva York.

También felicitamos al noble pueblo colombiano por ese esfuerzo de paz realizado que constituye en la actualidad un ejemplo para la comunidad internacional de como trabajando arduamente en la búsqueda de la paz se logra conseguir ese objetivo.
El gobierno de Nicaragua como país amante de la paz, la unidad y la reconciliación nacional se suma a la Celebración del día internacional de la Democracia.

El concepto de Democracia ha evolucionado y no permanece solamente en el ámbito de la democracia representativa, sino que avanza hacia la democracia participativa, la democracia directa en la que son los propios pueblos los artífices de sus avances, de su desarrollo y de su propia forma de organización política.

La consolidación de la democracia en sus componentes pasa por el respeto a la soberanía de los Estados, a la no instrumentalización de la Carta Democrática Interamericana, con fines desestabilizadores de los Gobiernos legítimamente constituidos, pasa el establecimiento de un orden de paz y seguridad no solo regional, sino internacional que es importante para el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, hoy gravemente afectada en muchas partes del mundo, pasa asimismo por el fortalecimiento de la solidaridad entre los Estados de la región , democracia es respeto por el otro.

Debemos de recordar que el orden internacional esta esencialmente constituido por el respeto a la personalidad, soberanía e independencia de los Estados y que la buena fe debe de regir las relaciones de los Estados entre sí. Si se violentan estos principios se rompe el equilibrio regional y el respeto que debe de existir entre las naciones.

Señor Presidente, después de más de cincuenta años de dictaduras en nuestro país creadas, sostenidas, apoyadas y financiadas por los Estados Unidos, tenemos ahora en nuestro país un proceso electoral en donde el pueblo nicaragüense de manera libre, transparente y ordenada elige a sus autoridades, en la que participan 16 partidos políticos organizados en dos alianzas electorales, cuatro partidos nacionales y un partido regional como reflejo del pluralismo político.

Este esquema supera con creces el sistema bipartidista excluyente que existe en norteamérica.

En estas elecciones se elegirá al Presidente, Vicepresidente, diputados nacionales y departamentales, así como a las autoridades de 153 municipios del país y representantes ante el Parlamento Centroamericano.

Quedan atrás, muy atrás en la historia de nuestro país los días en el que el General Frank McCoy, que era el Director del cuerpo de Marines de los Estados Unidos que había intervenido nuestro país, era el que supervisaba las elecciones, esos tiempos quedaron atrás, hoy es el propio pueblo de Nicaragua quien supervisa y decide su propio proceso electoral y esto lo hace en el marco de la plena soberanía , el respeto a la Constitución de nuestro país y a la propia forma de organización política que hemos decidido los nicaragüenses realizar.

Cabe recordar que en la Quinta Cumbre de las Américas, realizada en Trinidad y Tobago el Presidente de los Estados Unnidos, Barack Obama hablaba y decía que quería un nuevo tipo de relaciones con América Latina, relaciones de respeto, relaciones más cordiales.

Nicaragua siempre ha tenido la mano tendida para fortalecer esas relaciones, no solo con los Estados Unidos, sino con todos los países de la región, pero relaciones basadas sobre el respeto, la igualdad soberana de los Estados y el respeto al derecho a la libre autodeterminación de los pueblos.

Son principios que obviamente deben de regular y manejar las relaciones cordiales y fraternales que deben de existir entre nuestras naciones.

Señor Presidente: Existe una interdependencia entre la democracia y el desarrollo por ello vale la pena recordar lo que establece la Carta Social de las Américas que establece en sus artículos 3 y 4 lo siguiente:

El artículo 3 dice: Los Estados Miembros de la Organización, en su determinación y compromiso de combatir los graves problemas de la pobreza, la exclusión social y la inequidad y de enfrentar las causas que los generan y sus consecuencias tienen la responsabilidad de crear las condiciones favorables para alcanzar el desarrollo con justicia social para sus pueblos y contribuir así a fortalecer la gobernabilidad democrática.

Los Estados Miembros fortalecerán y promoverán las políticas y los programas dirigidos al logro de sociedades que ofrezcan a todas las personas oportunidades para beneficiarse del desarrollo sostenible con equidad e inclusión social.

Y el artículo 4 en su primer acápite contempla que Cada Estado tiene la responsabilidad primordial de su desarrollo y , a elegir su sistema económico y social dentro de un marco de democracia, debe de buscar el establecimiento de un orden económico y social más justo que permita y contribuya a la plena realización de la personas humana.

Nicaragua reitera su compromiso con la democracia, con la paz, la solidaridad y las relaciones de respeto entre los Estados Miembros de la Organización.

El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional que presiden el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo, expresan su solidaridad con el profundo proceso democrático que vive el noble pueblo venezolano.