Este martes se realizó en el municipio de Ciudad Sandino un conversatorio con estudiantes de último año de secundaria, padres de familia y maestros. La idea de este encuentro fue abordar la transición que pasan los jóvenes hacia la universidad, es decir, buscar cómo la nueva etapa de formación no sea nada difícil de asumir.

De acuerdo a Rolando Rivas, Delegado del Ministerio de Educación (Mined) en este municipio, invitar a los padres de familia estas reuniones es igualmente importante, ya que así se pueden dar cuenta de los retos futuros.

En Ciudad Sandino se espera que este año se bachilleren unos 3 mil estudiantes.

Jenny Lovo, estudia quinto año en el Colegio Nueva Vida, y sus planes son estudiar ingeniería civil. Para ello está yendo a cursos de matemáticas a la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y así estar lista para el examen de admisión.

Eveling López, madre de familia, asegura que encuentros de este tipo son un gran apoyo al ayudar a los estudiantes a tener mayor seguridad en ellos mismos, y por tanto que vean el tránsito a la universidad como parte de su vida.

López señaló que algo importante es que los jóvenes estén claros que todo lo que han aprendido en secundaria será fundamental para sus estudios de secundaria.