Al grito de ¡Viva San Jerónimo!, que fue repetido en innumerables ocasiones, el pueblo de Masaya, las autoridades municipales y las diversas cofradías, bajaron de su trono al Santo Patrono llamado también "El doctor que cura sin medicinas".

Al momento que era bajado de su nicho, el estruendo de la pólvora no se hizo esperar y la música filarmónica se escuchó para dar ambiente de la celebración religiosa, que forma parte de un amplio calendario para festejar las fiestas de San Jerónimo, las más prolongadas de Nicaragua y que atrae feligreses y devotos de todos los rincones.

El sacerdote César Castillo, rector del Seminario Nacional Nuestra Señora de Fátima, minutos previos a la bajada, celebró una eucaristía en la que instó a los feligreses a emular las acciones y vida de San Jerónimo.

El alcalde Orlando Noguera manifestó que Masaya nuevamente se engalana con sus festividades en un ambiente de Paz y Tranquilidad, tal y como lo garantiza el gobierno del Presidente-Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo.

“Masaya desde hace varios días estamos de fiesta, ayer con la bajada de San Miguel, hoy con la bajada de San Jerónimo y la salida para recorrer algunas calles de la ciudad”, manifestó el edil sandinista.

Miles de devotos le acompañaron por las calles

“Vivamos con fe nuestras fiestas patronales 2016, ya que estamos en el año de la misericordia”, dijo Joel Fernández, coordinador de la Cofradía de San Jerónimo.

Mujeres, niñ@s, [email protected] y hombres de las diversas edades, llegaron en romería hasta la iglesia para expresar su devoción y agradecimiento por los milagros recibidos por el Doctor de los Pobres.

San Jerónimo en horas de la tarde realizó un recorrido por las calles aledañas a su iglesia ubicada en el barrio del mismo nombre, acompañado por centenares de miles de nicaragüenses.

“Como Masaya que soy crecí con esta tradición, pero he amado sus fiestas no por el alboroto, sino por el significado de lo que es San Jerónimo doctor, un hombre de Dios, un hombre que se apartó del mundo, un hombre con una inteligencia suprema para poder traducir la biblia del hebreo al latín y es una máxima expresión no solamente folclórica sino también religiosa”, mencionó doña Martha Pavón Guillén.

La reina de las artesanías de Masaya, señorita María del Cielo Zambrana, resaltó que las fiestas de San Jerónimo, ayudan a rescatar las costumbres y tradiciones del pueblo, que llena las principales calles para pedirle y darle las gracias por sus milagros.

“El pueblo le pido que vengamos con devoción a celebrar estas fiestas que son muy importante para toda Nicaragua, porque nuestro patrono San Jerónimo tiene una inmensa historia acerca de lo cultural con lo religioso”, dijo María del Cielo.

Mientras Cecilia Fuentes, Reina de las festividades de San Miguel Arcángel, subrayó que el Santo Patrono de Masaya, irradia energía y esta se transforma en alegría, en rostros que a pesar del sol intenso, salen a las calles a rendir y pagar las promesas por las bendiciones recibidas.

“Estamos celebrando las tradiciones y las costumbres, debemos sentirnos orgullosos de nuestras fiestas, invito al pueblo porque como joven deseo que todos nos involucremos en los cultural y en lo religioso”, citó Cecilia.

La tradicionalista Martha Toribio, indicó que hoy más que nunca el pueblo celebra a San Jerónimo llenó de fe, tradiciones y cultura, aspectos que son promovidos por las autoridades nacionales en alianza con los gobiernos locales.

“Hago un llamado al pueblo a celebrar con fe, con devoción y con mucho orden, disciplina y amor a Masaya”, dijo Toribio.

Antes de la eucaristía, las diferentes expresiones culturales y religiosas de Masaya, salieron en un bonito desfile hacia la Iglesia San Jerónimo.

Entre ese grupo se encontraban el Consejo de Ancianos de la comunidad de Monimbó, el Torovenado El Malinche Carmen Toribio In Memoria, las reinas de las festividades y las autoridades municipales encabezadas por el Alcalde del FSLN Orlando Noguera.