El asesor científico del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), doctor Wilfried Strauch, indicó que se corrió con mucha suerte para que el sismo de 5.9 grados del pasado 14 de septiembre, no se registrara en una zona altamente poblada, como Managua, donde en efecto habría causado grandes daños, incluso muertes y muchos heridos, por su magnitud.

El especialista, detalló que hasta el momento, se han registrado 2 mil 419 réplicas, tras el sismo de 5.9 grados, con epicentro en el Volcán El Hoyo. Al menos 242 sismos han sido localizados. Sin embargo no se presentaron mayores daños, precisamente porque el epicentro del mismo, fue en una zona poco poblada.

Explicó que curiosamente, al sismo mayor de 5.9 grados, le antecedió otro fuerte movimiento de 5.3 grados; dos movimientos telúricos que fueron sentidos y reportados por las familias de las zonas rurales de Occidente.