Presidentes de la Cruz Roja de Centroamérica, se dieron cita este lunes en Nicaragua, para abordar una estrategia y agenda en común de la labor humanitaria promovida desde el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

En el contexto del Seminario Técnico de Sociedades Nacionales de las Cruces Rojas de Centroamérica, los participantes de toda la región, abordarán temas claves como la variabilidad climática, migración, inclusión social y avances y desafíos para enfrentar los desastres naturales.

La reunión de las Cruces Roja de Centroamérica, se extenderá hasta este martes 20 de septiembre, para desarrollar mesas de trabajo en donde se definirán las acciones a realizar en los próximos años; además de unificar las acciones humanitarias, e impulsar alianzas de cooperación a nivel gubernamental, sector privado y académico.

Preocupados por migración

Jaime Fernández, Presidente de Cruz Roja para Panamá, indicó que los diferentes Presidentes de esta institución, se han reunido en Nicaragua, partiendo de una preocupación en común, como es la inmigración.

“El problema que tiene Panamá es el de la inmigración; la inmigración está fuera de las manos del Gobierno, porque ha venido una ola de africanos, haitianos y cubanos, que los entendemos porque andan en busca de una mejor vida. Pero esto le cuesta al Estado, y le cuesta a instituciones como la nuestra; y es un problema muy grave que tenemos en Centroamérica”, subrayó.

Explicó que los Gobiernos y las instituciones no tienen un presupuesto que aguante a miles y miles de personas, pasando por nuestros países.

El Presidente de Cruz Roja en Nicaragua, Oscar Gutiérrez, sostuvo que también preocupa en Nicaragua el tema de la inmigración, y para tales efectos, se está creando una estrategia y acciones a tomar, sobre todo porque esto afecta a instituciones como la Cruz Roja.

“Tenemos que coordinarnos con nuestros socios principales, en este caso el Gobierno”, valoró.

Cambio climático en agenda

Informó que el otro tema que se abordará en esta reunión, es el cambio climático.

“El cambio climático ha afectado desde el 2014 a la región centroamericana; hay sequía y hay grandes problemas de abastecimiento. Cada día hay poblaciones más vulnerables”, sostuvo.

En relación a que el 2016 será un año con temperaturas récord, aseguró que la Cruz Roja ya se está preparando, para atender este tema.

El Presidente de la Cooperación Internacional de Riesgo de la Cruz Roja, Walter Coto, destacó que Nicaragua tiene una Cruz Roja muy valiosa, grande, importante; “una Cruz Roja que se merece el respeto de su pueblo y que lo está teniendo”.

Aseguró que la Cruz Roja de Nicaragua está logrando ese orden, disciplina y eficiencia, y capacidad. Es un actor serio en el país.

“Hace poco (14 septiembre) hubo un sismo en Nicaragua, de aproximadamente 5.9 grados; y gracias a Dios no fue en una zona muy poblada. Por eso tenemos que tener capacidad para enfrentar esto”, manifestó.

Coto precisó que la Cruz Roja tiene 700 mil voluntarios y 35 sociedades nacionales en América; así como una capacidad logística muy grande, sin embargo el desafío sigue siendo fortalecer esta capacidad.