El representante permanente de Rusia ante la ONU interviene en una rueda de prensa sobre el ataque en Deir Ezzor.

“La tentativa estadounidense de ayudar el Ejército sirio a luchar contra el Estado Islámico en la localidad de Deir Ezzor, que dejó decenas de muertos y heridos, no parece un error", dijo el representante de Rusia ante la ONU, Vitali Churkin, en una rueda de prensa en la sede del organismo internacional. "Es muy sospechoso que EE.UU. decidiera llevar a cabo los bombardeos en este momento", señaló.

Según el diplomático, Estados Unidos violó sus obligaciones sobre Siria al bombardear las posiciones de las tropas sirias. "EE.UU. violó dos compromisos suyos: el primero, acordado con nosotros en febrero y confirmado en los últimos días, fue cesar acciones militares, y el segundo compromiso dado a Damasco a inicios de la operación aérea en el cielo de Siria fue de que los estadounidenses no atacarían al Ejército sirio", dijo Churkin.

Rusia convocó a una sesión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU tras el ataque de las posiciones del Ejército sirio por parte de la coalición internacional encabezada por EE.UU. Este sábado 17 de septiembre los aviones de la coalición han perpetrado cuatro bombardeos y han dejado al menos 62 militares muertos y más de 100 heridos cerca del aeropuerto de la ciudad de Deir Ezzor, en el este de Siria, ha declarado el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el mayor general Ígor Konashénkov.

Según el Ministerio de Defensa ruso, los aviones de la coalición, que han atacado al Ejército sirio, entraron al espacio aéreo de Siria desde la frontera con Irak. Los ataques fueron perpetrados por dos aviones F-16 y dos А-10.