Las autoridades de Pakistán han elevado a seis los muertos a causa del accidente ferroviario registrado en la madrugada de este jueves cerca de la localidad de Multan, ubicada en la provincia de Punyab.

El suceso provocó además 150 heridos. El accidente ocurrió cuando un tren de pasajeros que salió de Peshawar y se dirigía a Karachi colisionó con un tren de mercancías en la estación de Bucch, cerca de Multan.

El oficial de coordinación del distrito, Nadir Chattha, informó que el accidente se ha registrado después de que el tren de mercancías arrollara a un hombre en la estación, lo que provocó que el tren se detuviera.

Posteriormente, el tren de pasajeros colisionó con el de mercancías, lo cual ha provocado que al menos cuatro de sus vagones quedaran volcados sobre la vía, según publicó la cadena de televisión paquistaní Geo TV.

Decenas de personas continúan atrapadas en el interior de los vagones volcados, por lo que las autoridades no descartan que el balance de víctimas mortales aumente en las próximas horas.

Las autoridades locales han declarado el estado de emergencia en el Hospital Médico Nishtar de Multan para atender a los heridos.

Los accidentes de tren son recuentes en Pakistán. En noviembre del año pasado un accidente ferroviario causó 13 muertos y un centenar de heridos en la provincia de Baluchistán (oeste).

Además, el ferrocarril es ocasionalmente objeto de ataques insurgentes. Hace cinco meses, una persona murió y cuatro resultaron heridas en un atentado contra un ferrocarril de pasajeros que provocó el descarrilamiento de varios vagones en la misma provincia.

Diversas informaciones apuntan además a que el sistema ferroviario pakistaní acumula años de deterioro por la falta de mantenimiento e inversiones y recuerdan que en julio de 2005 murieron 130 personas cuando otros dos trenes chocaron en la provincia de Sindh y un tercero colisionó con los restos del accidente.