El Instituto Geofísico de Ecuador (IG) reportó una docena de réplicas del sismo del pasado mes de abril en localidades de la región costera de este país sudamericano en las últimas 12 horas.

El más reciente informe de la institución indica que los temblores ocurrieron entre las 18:00, hora local, de ayer y las 06:00 de hoy, principalmente en las provincias de Esmeraldas y Manabí, las dos más golpeadas por el terremoto del 16 de abril, que ocasionó 671 muertes.

Con los nuevos movimientos la cifra total de réplicas ascendió a dos mil 542 desde el fenómeno inicial, según IG.

La mayor tuvo una magnitud de 3,6 y se localizó a una profundidad de 7,0 kilómetros a 30 kilómetros costa fuera del cantón Muisne, en Esmeraldas.

De acuerdo con el Informe Sísmico Especial Número 35-2016, la víspera, desde las 00:00, hora local, hasta las 21:02 ocurrieron 19 eventos telúricos, el de mayor magnitud fue el primero y alcanzó los 5,1.

Ese temblor fue perceptible en las poblaciones de Muisne, Quinindé, Atacames, Rio verde, Esmeraldas, Jama, Pedernales y Flavio Alfaro.

Hasta el momento, las autoridades no refirieron daños humanos ni materiales como resultado de los sismos.

Asimismo, mantienen las recomendaciones a tener en cuenta ante casos de ese tipo para evitar generar mayor incertidumbre en la población.

Mantener la calma, estar al tanto de los informes oficiales, tener lista la bolsa de emergencias y seguir las orientaciones de los principales directivos en cada localidad, son algunas de las sugerencias.

En Esmeraldas y Manabí el presidente de la nación, Rafael Correa, emitió el Decreto Ejecutivo 1191 para extender por otros 30 días el estado de Excepción, a partir del 13 de septiembre.

La medida tiene como objetivo garantizar la seguridad de esas provincias y mantener la prohibición de ingreso a inmuebles con estructura dañada como resultado del sismo de abril, uno de los más devastadores en la historia de este país sudamericano.

También dispone la movilización desde todo el territorio nacional hacia esas ciudades, de manera que las entidades de la Administración Pública Central e Institucional, en especial las Fuerzas Armadas, la policía y los gobiernos autónomos descentralizados de esas zonas coordinen esfuerzos hacia las acciones necesarias para prevenir y mitigar riesgos.

El terremoto de abril último provocó daños medianos o graves en miles de viviendas e inmuebles públicos y privados por lo cual al menos nueve mil personas debieron acudir a los albergues habilitados por el estado para esos casos.

Las pérdidas materiales ascienden a más de tres mil millones de dólares en esos territorios, donde desde el mismo día del sismo comenzó la reconstrucción, que ya muestra signos importantes de recuperación y reactivación económica.

Foto: Archivo