La vistosidad, sincronización y coordinación magistral del Gran Güegüense y de las bandas musicales que pudo ser presenciado por decenas de miles en la Avenida de Bolívar a Chávez, durante el desfile de las fiestas patrias, pudo ser posible gracias al inmenso amor patrio que tiene la juventud nicaragüense, manifestó el maestro Ronald Abud Vivas.

El desfile patrio que fue presidido por el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, inició con la puesta en escena del Gran Guegüense interpretado por 250 jóvenes de diversos colegios.

Abud Vivas logró hacer la espectacular puesta en escena, indicando que todo salió muy bien, gracias a la disciplina de los jóvenes estudiantes que en todo momento estaban cargados de amor patrio y ganas que todo resultara exitoso.

“Hicimos un esfuerzo porque fuera bonito, limpio, armonioso, pero aquí solo movió la disciplina escolar y el amor a la patria. Estoy muy satisfecho y nervioso, porque cada vez hay más retos”, señaló.

Manifestó que durante todo el desfile realzó la figura del poeta universal Rubén Darío en conmemoración del 100 aniversario de su tránsito a la inmortalidad, por tanto fue notoria la presencia de la poesía dariana y el son nica.

“Siempre sustenté mantener la imagen de Darío por su cien aniversario, se exaltó la poesía dariana, se usó el son nica y que los trajes fueron más ajustados a nuestra identidad”, destacó Abud Vivas al explicar el contexto de los trajes, la música nicaragüense y la poesía.

Tras culminar el desfile patrio, dijo sentirse muy complacido y honrado por haber participado con mucha gente talentosa, que le han dado un momento hermoso.

“Este es un momento hermoso que Dios me ha permitido y que el Buen Gobierno del Compañero Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, me ha confiado, yo ruego a Dios que me dé sabiduría, el talento y la energía para seguir trabajando en equipo”, dijo Abud Vivas, quien agradeció el apoyo a su grupo de trabajo, incluyendo a los directores de la bandas musicales de los colegios.

Añadió que lo más importante, es que el mensaje de identidad, de nuestra nicaragüanidad fue logrado.

Puntualizó que asumirá el reto del diseño de los altares dedicados a la Virgen María “y esperamos que este año sean más majestuosos, más monumentales que el año pasado”.