El cirujano nicaragüense, David Páramo, fue declarado culpable la tarde de este miércoles, al enfrentar por segunda ocasión la justicia nicaragüense, por los delitos de lesiones imprudentes y psicológicas en perjuicio de la joven Allison Molina.

Desde la sala 9 de los Juzgados de Managua, continuó este miércoles el juicio oral, en el que la Juez del Octavo Penal, Karen Morales Chavarría, declaró a Páramo culpable, por haber perforado la membrana del pulmón izquierdo de Allison Molina, cuando este le realizó una mamoplastía el pasado 18 de junio 2014, causándole un neumotórax.

Hasta las 10:30 de la mañana, tres testigos (entre ellos un psicólogo y un cirujano) habían declarado a favor de Páramo; a las 11 de la mañana, la defensa de Páramo presentó todas las pruebas documentales (fotos y vídeos), entre los alegatos finales.

El juicio se desarrolló de forma privada (sin presencia de los medios de comunicación) a petición de la víctima, Allison Molina.

A las 5:30 de la tarde, tras haberse encontrado culpable a Páramo, la juez Morales Chavarría, ordenó el inicio del debate de pena, el cual en estos momentos se desarrolla en privado.

El pasado 12 de agosto, la Juez sexto Penal de Audiencia, Iveth Pineda, sentenció a tres años de prisión a Páramo, por el delito de Homicidio Imprudente en contra de la joven Lizandra Jarquín a quien le practicó una cirugía estética, donde la paciente perdió la vida a causa de un edema pulmonar y cerebral.

En el debate de pena, la Fiscalía ha solicitado que Páramo sea sancionado con 4 años de prisión (2 años por los delitos de lesiones imprudentes y 2 años por lesiones psicológicas); mientras que la defensa de Páramo, Karina Duarte, pidió 6 meses por cada uno de los delitos.

La lectura del fallo, emitido por la Juez Morales Chavarría, manda a dictar sentencia de este caso el próximo 22 de septiembre (2016), a las 9 de la mañana, en los Juzgados de Managua.

Foto: Archivo