Con el ánimo de juntar esfuerzos para combatir las enfermedades causadas por los mosquitos, las familias del barrio Rigoberto López Pérez (antes Campo Bruce) y brigadistas de salud, protagonizaron una jornada de fumigación para derrotar el dengue, chikungunya y zika.

Previo a la fumigación, las familias habían tirado al camión recolector de basura, los objetos que no ocupaban, los desperdicios y recipientes que pueden servir de criaderos de zancudos.

“Tenemos la meta de fumigar mil 600 viviendas de este barrio, jornada que se viene dando periódicamente cada 8 días, lo que llamamos plan barrido que consiste en fumigar todas las viviendas para contrarrestar el virus del zika, chikungunya y dengue, que viene afectando a las personas embarazadas, a los adultos mayores y por eso el propósito de la fumigación es eliminar el zancudo”, declaró Francisco Castillo, coordinador de la brigada.

Instó a las familias a participar y ser protagonistas de su propia salud, pues la eliminación de las enfermedades es de todo el pueblo.

“Lo recomendable sería que todas las casas por donde pasamos realizando nuestro trabajo nos abrieran las viviendas, que saquen a las personas y a los niños”, dijo Castillo.

“Para empezar tenemos que limpiar bien el patio, sacar toda la suciedad que tienen los recipientes, lavar las pilas, esa son parte de las medidas que tenemos que hacer para no enfermarnos y muy bien que anden fumigando por los zancudos”, mencionó la señora Martha Aguirre.

Para Rebeca Salas, el secreto de evitar las enfermedades es la limpieza, incluso para ella no se hace necesario fumigar si las familias mantienen limpia la comunidad.

“Lo más importante es limpiar, que no tengamos charcas, que no tengamos basura, que mantengamos tapados los recipientes donde almacenamos aguas, pero también es bueno las fumigaciones y gracias a Dios no se han dado casos ni de dengue, ni de zika en esta cuadra”, planteó Salas.