Un total de 5 mil 583 familias ganaderas fueron beneficiadas a través del proyecto Ganadería Empresarial (GANE), que busca elevar los ingresos a través de mejorar en productividad y comercialización.

Ignacio Vélez, Director del Proyecto Ganadería Empresarial GANE, recordó que el pequeño Ganadero de Nicaragua necesita aumentar su productividad y para eso lo primero que tiene que hacer es que su ganado este bien alimentado.

El proyecto ejecutado desde octubre 2012 hasta agosto 2016 por Technoserve, con fondos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), aumentó la capacidad técnica y la visión empresarial de las familias de 536 comunidades de 14 municipios de los departamentos de Matagalpa, Jinotega y las 2 Regiones Autónomas del País (RACS y RACN).

Lo más importante es que estas familias aumentaron en promedio 24% los ingresos por el aumento de la productividad, por más venta de leche y por más venta de ternero.

“En el presente de Nicaragua la ganadería es un súper rubro, extremadamente importante, pero en la vida lo importante es el futuro, los mercados están exigiendo calidad de carne, exigiendo que uno sea más productivo y competitivo”.

El Proyecto tuvo una inversión 8 millones 100 mil dólares durante los 4 años que se implementó. El financiador fue el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

Este proyecto brindó asistencia técnica en fincas, ”ayudamos a 24 organizaciones de productores, trabajamos en conjunto con el IPSA para mejorar el diagnostico de enfermedades de los animales en el campo y para la trazabilidad bovina”.

Marilus Álvarez Martínez, de la Cooperativa las Praderas, dijo que con la trazabilidad han venido avanzando en gran manera con el proyecto Technoserve GANE, que nos ha venido a brindar mejores conocimientos.

“Con la trazabilidad nos hemos dado cuenta que tenemos que aretear el animal para que tengamos libre comercio nacional e internacional”, comentó.

GANE se estructura en cuatro componentes relacionados a asistencia técnica, fortalecimiento de las organizaciones de productores para aumentar su capacidad gerencial, de procesamiento y expandir mercados, trazabilidad y diagnóstico en apoyo veterinario.

“Para nosotros es importante seguir apoyando estos programa, obviamente estos productos pueden ser exportados en mercados como Estados Unidos, pero también puede ser exportado a países centroamericanos”, finalizó la Embajadora de Estados Unidos en nuestro país, Laura F. Dogu.