"Queen of Katwe", es una de las apuestas más radicales de Disney hasta la fecha: rodada por completo en el humilde barrio que da nombre al film en Kampala, Uganda, está protagonizada por niños de escasos recursos y muestra la pobreza que los rodea sin barnices, con una visceralidad poco frecuente en las producciones de la casa matriz del ratón Mickey.

La película, que acaba de tener su estreno mundial en el Festival de Cine de Toronto (TIFF), está basada en la historia real de la joven Phiona Mutesi, una niña de 9 años sin estudios que vendía maíz en las calles de Kampala y gracias a un profesor de fútbol y ajedrez que trabajaba con niños humildes en Katwe, Robert Katende, pudo convertirse en campeona nacional de ajedrez.

Con la ganadora del Oscar Lupita Nyong'o en el papel de la inquebrantable madre de Phiona, que cría a sus cinco hijos sola desde la muerte de su marido, y Robert Oyelowo ("Selma") como Katende, el resto del elenco está compuesto por niños no actores de los barrios humildes de Uganda, entre ellos la niña que da vida a Phiona, Madina Nalwanga, quien se desempeña con asombrosa naturalidad delante de las cámaras.

"Me atrajo la belleza de este desafío, poder contar una historia sobre el lugar en el que vivo", dijo en una entrevista en el marco del certamen canadiense, en la que también estuvo presente la directora del film, Mira Nair.

La realizadora india viajó a Uganda por primera vez a principios de los 90 para llevar adelante investigaciones para una de sus primeras películas, "Mississippi Masala" (1991).

Allá conoció a su esposo y se radicó en el país. "Vivo en Kampala, Uganda, hace 30 años y veo la dignidad y la lucha de todos los días de su gente. Y nunca había visto eso en pantalla", afirmó la cineasta.

"Está claro que este es un paso muy radical para Disney, pero estaban muy entusiasmados y la verdad es que nadie me pidió que suavizara la película. Es cierto que todo se ve muy real, pero no es un retrato sufriente y desesperante", aseguró.

Lupita Nyong'o, quien nació en México, donde vivieron un tiempo sus padres, pero se crió entre Kenia y Estados Unidos, concordó con ella.

"Es poco frecuente que los africanos nos veamos representados bajo una luz positiva", apuntó. "En general, lo que pasa con las historias sobre África es que se cuentan desde la perspectiva de un extranjero y los africanos son como el telón de fondo, no suelen centrarse en lo que les pasa a ellos".